19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    El PP presentará mociones contra los almacenamientos de CO2 y exigirá al Gobierno que defienda los intereses regionales

    Diego apuesta por instalar los "cementerios" de CO2 en las comunidades que emiten más dióxido de carbono

    SANTANDER, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Partido Popular presentará mociones en todos los ayuntamientos cántabros afectados por las reservas de emplazamientos para almacenamiento de CO2 con el fin de exigir al Gobierno regional una defensa activa de los intereses de los cántabros y para mostrar su rechazo "rotundo" a estos proyectos en tanto no se ratifique su seguridad y se cumplan una serie de condiciones.

    Así lo acordaron los alcaldes y portavoces municipales del PP de todos los municipios de la costa central y occidental de la región (desde Santander hasta Unquera), reunidos hoy en Suances para analizar la situación, tras conocerse la reserva realizada por el Ministerio de Industria que ha fijado dos puntos en Cantabria como posibles lugares para el almacenamiento de dióxido de carbono (CO2).

    Al término de la reunión, el presidente de los 'populares' cántabros, Ignacio Diego, dio cuenta en rueda de prensa de las conclusiones de los alcaldes y portavoces y exigió explicaciones al Gobierno cántabro, al igual que se hace en la moción pactada por los representantes del PP.

    La moción se presentará ante la "alarma social" que, a su juicio, ha generado la posibilidad de que se creen en la región "dos cementerios de CO2 a gran escala" y propone en primer lugar "reprobar el secretismo y la absoluta falta de información" con el que el Gobierno central está llevando a cabo estos proyectos, "sin dar a los ciudadanos ni a sus representantes ningún tipo de explicación".

    De hecho, Diego, recogiendo las impresiones de los alcaldes y portavoces, recalcó que la selección de los emplazamientos, publicada el pasado 8 de febrero en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se ha realizado "con nocturnidad y alevosía", sin informar "absolutamente de nada" y cuando las Cortes Generales y el Parlamento cántabro estaban ya sin actividad parlamentaria.

    Junto a esa reprobación, la moción exige al Gobierno de Cantabria que "defienda a los ciudadanos de la Comunidad Autónoma, pida explicaciones al Gobierno central y adopte una posición activa, velando por los intereses de Cantabria". Además, advierte de que "en tanto no se den esas condiciones", el PP rechaza "con rotundidad cualquier proyecto de cementerios" de CO2 en las costas cántabras.

    Las cuestiones que los 'populares' quieren que se aclaren en torno a este asunto son fundamentalmente dos: si el presidente y la vicepresidenta cántabra, Miguel Ángel Revilla y Lola Gorostiaga, "quieren" esos "cementerios" en las costas regionales y si tienen "algún certificado de algún técnico competente en la materia que afirme la existencia de riesgo cero en los 'ceoductos' y en los cementerios de CO2".

    "Que nos lo digan, porque igual cambiamos entonces de mensaje", recalcó Diego al respecto. A su juicio, se trata de dos preguntas "claves y muy claras" y, mientras no se respondan, el PP se opondrán a la instalación de "vertederos" en la costa de Cantabria.

    CRITERIOS DE UBICACIÓN.

    El presidente regional del PP admitió que su partido lleva en su programa electoral los captadores y separadores de CO2 --lo cual implica la necesidad de lugares para su almacenamiento--, pero lo que no comprende es el criterio del Estado a la hora de seleccionar las posibles ubicaciones.

    No entiende, por ejemplo, por qué se pretende "colocar" a Cantabria "a la cabeza de los cementerios de CO2", con dos de los once emplazamientos reservados por el Ministerio, cuando se trata de una de las comunidades que menos CO2 produce y cuando no se le ha asignado el proyecto de captación de dióxido de carbono que la Unión Europea subvencionará en España, que se implantará en León.

    Y es que, a su juicio, los sumideros deberían instalarse "donde más CO2 se produce", pero no lo ve así reflejado en la selección realizada por el Ministerio.

    "MANÍA" DE ZAPATERO A CANTABRIA.

    Lo que ocurre, según dijo, es que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "niega" a Cantabria todo lo que pide, como el tren de alta velocidad, la financiación para Valdecilla o dinero para construir "una tubería de agua limpia" y, en cambio, le da "lo que no quiere nadie": "una tubería de CO" que traslade el dióxido de carbono desde otras regiones para "enterrarlo" en Cantabria.

    "Que me empiecen dando lo que pido, y ya hablaremos de lo que me quieren dar", recalcó Diego, quien exigió además para ello que la Comunidad Autónoma se beneficie de las plantas de captación de CO2 y se aporten informes que certifiquen el "riesgo cero" de los 'ceoductos' y los almacenamientos.

    Finalmente, y tras denunciar la "manipulación" de las afirmaciones de un eurodiputado del PP asturiano que, según dijo, no se ha postulado a favor de los almacenamientos de CO2 en el Principado, sino de los captadores y separadores, Diego consideró que el Partido Popular cántabro ha actuado en este asunto "con absoluta responsabilidad, porque ha ejercido la función del Gobierno, la de informar a los ciudadanos".

    "El Gobierno de Zapatero y el de Gorostiaga y Revilla han ocultado a los cántabros la información que merecen", apostilló Diego, quien achacó la selección de dos almacenamientos en territorio de Cantabria a la "animadversión" y la "manía" del presidente español hacia la región.