5 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

El PRC acusa a Diego de buscar la "gresca política" para "ocultar" que el proyecto de GFB fue iniciativa del PP

De la Sierra considera que los esfuerzos deben centrarse en recuperar la inversión realizada y los puestos de trabajo

SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Regionalista de Cantabria, Rafael de la Sierra, ha rechazado hoy "rotundamente" las manifestaciones e iniciativas sobre GBF planteadas por el presidente del PP, Ignacio Diego, al que ha acusado de buscar la "gresca política" con el objetivo de "ocultar" a la opinión pública que este proyecto fue una iniciativa del Gobierno del PP.

En un comunicado, De la Sierra señaló que Diego "oculta, de manera maliciosa e interesada" que el proyecto de GFB llegó a Cantabria "de la mano" del que fuera consejero de Industria con el Ejecutivo del PP, Pedro Nalda, y "sobre todo" del entonces presidente regional, José Joaquín Martínez Sieso.

En este sentido, recordó que Sieso "lo presentó públicamente y públicamente lo avaló e inició los trámites para su desarrollo".

De la Sierra reconoció que GFB se encuentra "en gravísimas dificultades", a lo que ha podido contribuir, en su opinión, una "inadecuada planificación" del proyecto inicial, una valoración "errónea" de las posibilidades y, especialmente, la "fortísima caída" del sector de la construcción, en el que se enmarca su actividad.

Añadió que el PRC comparte con el Gobierno de Cantabria, del que forma parte junto con el PSOE, "la preocupación y la inquietud" derivada de los últimos acontecimientos relacionados con este proyecto, y consideró que ahora "los esfuerzos" deben centrarse en que éste "no resulte fallido" y se pueda recuperar la inversión realizada y los puestos de trabajo. "Hay alternativas, hay posibilidades y hay que conseguirlas", aseveró.

El portavoz regionalista apuntó que "esa es la dirección" en la que está trabajando el Gobierno de Cantabria, con su presidente, Miguel Ángel Revilla, "a la cabeza".

De hecho, recordó que el presidente informará al Parlamento, "y a la sociedad de Cantabria", sobre este asunto el próximo día 21 en el primer Pleno ordinario del nuevo periodo de sesiones.

De la Sierra destacó que el Ejecutivo mantiene "una actitud positiva y de trabajo, destinada a buscar soluciones y alternativas", mientras que la del PP es "totalmente contraria", ya que están "permanentemente centrados" en buscar "el análisis negativo de todo y, sobre todo, está dirigida a "sacar rédito político, de manera mezquina de los problemas de Cantabria, nunca a solucionarlos".

Para el portavoz regionalista, "ahí radica la diferencia: en un lado, el Gobierno, buscando soluciones; en el otro, el Partido Popular, intentando la gresca política", apostilló.