23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 30 de noviembre de 2009

    El PRC apuesta por una política cultural que vaya "más allá" de la candidatura europea

    Fuentes Pila tacha de "error de bulto" la renuncia a la perspectiva local

    SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El concejal del Grupo Municipal Regionalista de Santander, José María Fuentes Pila, apuesta por una política cultural para la ciudad que vaya "más allá" de la candidatura a Capital Europea de la Cultura para el año 2016.

    El objetivo es "diseñar una ciudad de la cultura para Santander" basándose en la participación de los colectivos y en la puesta en valor del patrimonio cultural y natural de la ciudad, con el mar como hilo conductor y la mirada puesta en la pertenencia de la capital al Eje Atlántico.

    Estos son los principales contenidos de la Estrategia Cultural de Santander que ha diseñado un grupo de trabajo creado específicamente para elaborar este documento el Comité Local del PRC de Santander, y que fue presentado hoy en rueda de prensa.

    "Para nosotros la candidatura de 2016 es un medio, no un fin en sí mismo. Entendemos nuestra propuesta como una posibilidad de pensar en un modelo de trabajo a partir de una idea. Si dentro de tres años hemos conseguido generar un cuerpo de cultura activo, intenso, atractivo y participativo habremos ganado. Pero tenemos que empezar a pensar en clave de proceso, sobre la idea de qué es lo que queremos para Santander", señaló el edil

    Desde esta dimensión, el PRC de Santander, considera que es imprescindible una estrategia cultural en la que participen todos los agentes creativos de la ciudad y de la región, dando protagonismo a quienes viven sus vidas desde las diferentes disciplinas artísticas y creativas. "Mirar hacia un Santander de futuro, en el que la cultura, el ocio y la creatividad sean elementos que se difunden por las arterias de la ciudad, es mirar más allá de 2016", manifestó.

    Fuentes Pila considera un "error de bulto" que se "pierde lo local en un mundo globalizado", ya que esto contribuiría al "desarraigo" de la población.

    La estrategia aboga por que la Fundación Santander 2016 se "conecte" de forma "participativa" con los agentes culturales activos. El concejal recordó que su grupo no fue invitado al acto de presentación de la Fundación y su proyecto a los agentes culturales.

    ESTRATEGIA CULTURAL

    Los objetivos generales de esta estrategia cultural se centran en crear una red de servicios culturales que sean puente entre creadores y público; promover una cultura activa y participativa a escala local; crear industria y por lo tanto empleo, basados en la innovación y la creatividad, generando además un empleo de calidad; mejorar los escenarios potenciales de cultura y ocio con el fin de poner en valor el artes y la cultura así como los recursos naturales de la ciudad de Santander.

    Para llevar a cabo estos objetivos los regionalistas consideran clave ubicar a Santander y Cantabria en el contexto de España y Europa con el fin de dar a conocer la relevancia de la región desde el punto de vista intelectual y creativo, dimensionando a su vez, su activo histórico en el eje Atlántico como intersección de culturales e intercambio de conocimiento; analizar las necesidades de Santander para el desarrollo de una política cultural a medio largo plazo y favorecer todas las sinergias posibles entre los activos culturales de la región y de la propia ciudad.

    Según los regionalistas, "la ciudad debe convertirse en un escenario cultural, educativo de primera magnitud; ha de entenderse como un todo, no como pequeños focos culturales aislados, donde el ciudadano debe reconocerse en su cultura", señaló Fuentes-Pila.

    Por otro lado, Fuentes-Pila apuntó la importancia de utilizar espacios ya existentes en la ciudad como espacios de participación y de eclosión cultural, a través de una red museística de la ciudad, el fortalecimiento del papel que juega el Palacio de la Magdalena o la Filmoteca de Cantabria o bien, la cubrición de la Plaza Porticada, con el fin de potenciar la vida cultural en el "corazón" de Santander, que de esta forma "bombearía" cultura a las zonas cercanas del centro.