22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    La primera fase de la recogida neumática de Castilla-Hermida estará plenamente operativa en dos meses y medio

    El Ayuntamiento realizará actuaciones de mejora el parque de la Marga

    SANTANDER, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La primera fase de la recogida neumática de Castilla Hermida, de la que se beneficiarán 12.000 vecinos que residen entre las calles Capital Palacios y Rodríguez, estará plenamente operativa en el plazo de diez semanas.

    Así lo anunció hoy el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, durante la visita que realizó a la central de recogida, ubicada en el parque de la Marga, en la que estuvo acompañado por la concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz.

    De la Serna explicó que la puesta en funcionamiento del sistema de recogida neumática, prevista en principio para noviembre de 2007 y posteriormente para diciembre de 2008, comenzó en pruebas a primeros de año y ahora se está realizando de forma progresiva, "a semana por calle", de forma que estará concluida dentro de diez, puesto que ya se ha implantado en tres calles.

    Al respecto, el alcalde afirmó que la intención del Ayuntamiento es que el proceso "vaya despacio porque lo importante es que todos los vecinos vayan haciéndose al sistema: no tenemos más prisa que ésa".

    Por el momento, dijo, "todo va funcionado de manera regular", y los problemas que pudieran presentarse "se irán resolviendo", afirmó. Así, indicó que si, por ejemplo, se atascara una tubería existen varios procesos para repararla. "Todo está monitorizado desde la central de recogida, de forma que se sabe qué buzones de recogida funcionan y cuales no porque saltan las alarmas si uno no funciona; se sabe si existe algún problema", aseguró.

    El alcalde destacó que esta actuación "vanguardista" ha supuesto "la mayor inversión que se haya hecho" en recogida de residuos, más de diez millones de euros, aportados "exclusivamente" por el Ayuntamiento porque el Gobierno regional, al que se solicitó el 50 por ciento del presupuesto, "decidió no apoyar" esta iniciativa.

    Según De la Serna, se trata "de un dinero muy bien invertido" porque los vecinos de Castilla Hermida saldrán beneficiados "de las grandes ventajas que tiene el sistema más moderno y tecnológicamente más avanzado que existe en España". Entre ellas, señaló que los camiones de recogida de basura no tendrán que pasar por las calles, de forma que mejorarán las condiciones de tráfico; habrá menos contaminación y ruido; se elimina el efecto estético de los contenedores de 3.200 litros; y los vecinos podrán tirar la basura cuando quieran, sin horario.

    El alcalde agradeció la colaboración vecinal para la implantación del sistema y les pidió que continúen cooperando para utilizarlo "adecuadamente" y de este modo se beneficien de la recogida selectiva.

    Al respecto, indicó que, con carácter previo a la implantación en cada calle, se está realizando una "intensa" campaña, "calle a calle, portal a portal, comercio a comercio, vecino a vecino", en la que se entregan folletos para explicar el uso éste y otros servicios de recogida. En este sentido, De la Serna hizo hincapié en la importancia de "sensibilizar a los vecinos" sobre la recogida selectiva y que depositen cada residuo en su contenedor. Se han instalado 130 buzones de vertido, de los que 84 son de materia orgánica, 28 de papel cartón y 18 de envases, además de 27 buzones de recogida de vidrio, que se han soterrado ya que no van por recogida neumática para evitar la abrasión de las tuberías.

    Ahora, los vecinos depositarán la basura en el contenedor correspondiente --los restaurantes y comercios disponen de mayor espacio para verter sus residuos-- y, mediante un proceso de extracción del aire que se pone en marcha bien por la altura del contenedor o por el horario, ésta circulará a 60 ó 70 kilómetros por hora por los 3.000 metros de tuberías que se han instalado hasta llegar a la central de recogida de la Marga. Allí no se produce ningún tipo de contacto con la basura, de ahí la importancia de la selección previa de residuos por parte de los vecinos.

    Un máximo de tres camiones acudirán diariamente a la central a recoger los contenedores, en los que se ha comprimido y permanece de manera estanca la basura.

    MÁS ACTUACIONES DE RECOGIDA NEUMÁTICA

    Por otra parte, el alcalde recordó que el Ayuntamiento ya está trabajando en la segunda fase del sistema, que comprende las calles al este de Nicolás Salmerón (Ruiz Zorrilla, Carlos III, Madrid, plaza del Progreso, Rodríguez).

    Se trata de una actuación independiente, que beneficiará a unas 4.000 personas, con una inversión de cuatro millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. De la Serna apuntó que para esta actuación también se solicitó ayuda al Gobierno, que la denegó.

    De la Serna también indicó que ya se ha adjudicado provisionalmente la recogida neumática y renovación integral de la urbanización de la calle Alta, Isaac Peral y transversales.

    URBANIZACIÓN DE LA MARGA

    En otro orden, el alcalde anunció que el Ayuntamiento realizará obras complementarias a la central de recogida en el parque de la Marga, donde ya se ha ejecutado la urbanización y se han habilitado 11 plazas de aparcamiento.

    Esta semana se instalarán baños públicos en el entorno y próximamente se colocarán juegos para que las personas mayores puedan hacer ejercicio. También se realizará una plantación y se mejorará el estanque del parque, en el que se introducirán anátidas para darle "mayor vida y colorido".