6 de junio de 2020
4 de abril de 2020

PSOE de Santander propone suprimir alquileres sociales y algunas tasas y bonificaciones en el IBI

Cree que la situación sobrevenida obliga a "replantear" el Presupuesto municipal para 2020 para crear ayudas y bonificaciones específicas

PSOE de Santander propone suprimir alquileres sociales y algunas tasas y bonificaciones en el IBI
Grupo municipal del PSOE de Santander - PSOE SANTANDER

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE en el Ayuntamiento de Santander ha propuesto eliminar el pago de alquiler de viviendas sociales en abril, suprimir las tasas municipales de terrazas y basuras a los locales de hostelería y comercio y conceder bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a familias de la ciudad afectadas en su economía por el coronavirus.

Con estas primeras medidas que ha planteado, los socialistas quieren "contribuir a complementar" las anunciadas por el equipo de Gobierno local (PP-Cs) para dar respuesta a las necesidades de los santanderinos ante esta crisis, según ha explicado en un comunicado el portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento, Daniel Fernández.

Los socialistas santanderinos quieren con estas medidas ayudar a dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía, de las empresas y el comercio local ante la emergencia sanitaria, que ha producido en consecuencia una crisis económica y social.

SUPRESIÓN DE TASAS A COMERCIOS Y HOSTELERÍA

En este sentido, los socialistas plantean como primera medida la supresión durante todo 2020, o devolución si ya hubieran sido abonadas, de las tasas de ocupación de dominio público o utilización privativa de terrazas y veladores.

Asimismo, se propone la supresión de la tasa de recogida de residuos del segundo y tercer trimestre de 2020 a inmuebles dedicados a usos comerciales, de ocio u hostelería cerrados por la aplicación de las normas derivadas del estado de alarma a causa del COVID.

Además, plantean que la Sociedad de Vivienda y Suelo, dependiente del Ayuntamiento, "exima" del pago de la mensualidad de abril a los inquilinos de VPO, una medida, que según ha añadido, podría ampliarse en el tiempo en el caso de continuar la situación de excepcionalidad que vive el país.

El equipo de Gobierno ha anunciado este mismo sábado que se aplazará el pago del alquiler del mes de abril a los casi 200 inquilinos de las viviendas sociales, gestionadas por el Servicio de Patrimonio y prorratear dicha mensualidad a lo largo de 2021. Fernández propone sustituir esta medida por la planteada por los socialistas.

De la misma forma, el grupo municipal socialista quiere que se bonifique parcialmente el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las familias que hayan perdido su empleo como consecuencia de la crisis del COVID-19.

También proponen una bonificación parcial del IBI a inmuebles comerciales cerrados, que se hayan visto obligados por las medidas del estado de alarma y lleguen a acuerdos de moratoria o reducción del importe del alquiler durante este periodo de confinamiento.

FONDO DE EMERGENCIA SOCIAL

Por otra parte, el portavoz del PSOE ha valorado positivamente la decisión del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de ampliar el fondo de emergencia social hasta los 2 millones de euros para afrontar esta crisis.

"Siempre hemos reivindicado la ampliación de este fondo, y ahora las circunstancias lo exigen, y creemos que es también de valorar la decisión que se ha adoptado, de ampliarlo desde el 1,2 a 2 millones de euros para atender las necesidades de las personas más vulnerables", ha afirmado.

Para Fernández, "la tarea más urgente" es atender a las personas y familias que viven en Santander a las que la crisis sanitaria ha situado en una "vulnerabilidad extrema". "Deben ser nuestra prioridad", ha enfatizado.

"REPLANTEAR" EL PRESUPUESTO MUNICIPAL

El portavoz socialista ha defendido que la "excepcionalidad" del momento actual "obliga a destinar buena parte de los recursos municipales a ayudar a quienes peor están viviendo esta crisis".

En este sentido, ha opinado que la situación sobrevenida que produce el COVID- 19 obliga a "replantear" el presupuesto municipal para 2020 para crear ayudas y bonificaciones específicas.

Fernández ha defendido la necesidad de que todas las Administraciones trabajen "de forma coordinada y conjunta para abordar los problemas que esta crisis sanitaria, económica y social puede generar y reducir al máximo el impacto que pueda tener". "Con ese ánimo hacemos estas aportaciones", ha concluido.