25 de mayo de 2020
6 de abril de 2020

Revilla asegura que Cantabria está en situación de "privilegio" en coronavirus y "bastante mejor" que otras CCAA

El consejero de Sanidad dice que el "mayor pico de pacientes" llegará los "próximos días" y llama a la "calma y tranquilidad"

SANTANDER, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que, dentro de esta crisis sanitaria por la epidemia de coronavirus, la comunidad está en una situación "de privilegio" y "bastante mejor" que otras, tanto por la evolución de la epidemia, donde hay un "descenso significativo" en el número de nuevos casos, como por la reserva de camas de hospitalización y en UCI existentes que permiten garantizar, al menos en estos momentos, que todo el que la necesite, la tenga.

En su comparecencia de este lunes en el Parlamento regional para dar cuenta de la situación del COVID en Cantabria, Revilla ha asegurado que "en ningún momento" se ha pacedido esa "angustia" de ver colapsados los hospitales o las UCIs de los hospitales públicos. "No ha llegado y esperemos que no llegue", ha dicho Revilla.

El presidente de Cantabria ha atribuido el hecho de que no se hayan producido estos colapsos al "reservorio" de camas --tanto de hospitalización como UCIs--. En este sentido, ha señalado que se han llegado a preparar un millar de camas para atender a pacientes COVID en los hospitales, además de llegar a acuerdos para utilizar espacios que no son propiedad de la comunidad autónoma, como el que se llegó con el Ayuntamiento de Santander para habilitar más de 200 camas por si fuera necesario.

Además, ha explicado que para poder garantizar la atención a pacientes con coronavirus en los hospitales públicos se han realizado derivaciones a centros privados, como Mompía, Santa Clotilde o Padre Menni (ayer el mismo Revilla las cuantificó en 66), para pacientes con otras dolencias.

Revilla, que ha comparecido ataviado con guantes de protección y dirigiéndose a un hemiciclo prácticamente vacío por las medidas de seguridad acordadas a causa de la epidemia, se ha referido también a algunos datos científicos sobre la evolución de la enfermedad en Cantabria.

Así, por ejemplo, ha señalado que, en Cantabria, la tasa de letalidad del coronavirus se sitúa en torno al 5%, cuando en otras comunidades supera el 10%.

De hecho, según los últimos datos que hay --hasta las 20.00 horas de ayer, domingo-- Cantabria es la tercera comunidad autónoam con la tasa de letalidad más baja.

Además, Revilla ha subrayado que, según el factor R0 --el número reproductivo básico (R0)-- de la enfermedad en Cantabria, que mide el número de casos, en promedio, que van a ser causados por una persona infectada durante el periodo de contagio, es de los más bajos por comunidades autónoma.

Según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Carlos III, consultados por Europa Press, este factor RO se sitúa en el 0,66, sensiblemente inferior al de España (0,94) y solo más alto que el de Baleares (0,63) y de Extremadura (0,65).

En cuanto al material sanitario, Revilla ha asegurado que Cantabria ha estado "bastante bien abastecida para los casos imprescindibles", algo que ha sido posible gracias al aportado y adquirido por el Gobierno regional y por las aportaciones de ciudadanos y empresas, no por los envíos del Ministerio de Sanidad.

Como muestra, Revilla ha señalado que el Gobierno regional ha comprado 600.000 mascarillas --por unas 125.000 enviadas por el Ejecutivo central-- y 12.000 isopos. A éstos, se suman desde ayer otros 12.700 test enviados por el Gobierno de España.

Por todo ello, Revilla ha señalado que, aunque "dentro de la gravedad", es el momento de sentir "cierto optimismo", aunque "moderado".

CALMA Y TRANQUILIDAD

Por su parte, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha indicado que el "mayor pico de pacientes" de coronavirus se dará en Cantabria en los "próximos días", lo cual es "lógico" teniendo en cuenta la evolución de la enfermedad, con un periodo de incubación de hasta 14 días.

Y según los escenarios planteados en función de las predicciones diarias que se vienen haciendo sobre la evolución del Covid-19 en la región, se podría llegar al millar de ingresos hospitalarios y al centenar en unidades de cuidados intensivos para lo cual, llegado el caso, "estamos preparados".

Así lo ha garantizado el responsable del departamento en su intervención ante el Pleno del Parlamento, donde después de ofrecer datos sobre contagios, material adquirido, pruebas hechas y situación en residencias de ancianos, ha hecho un llamamiento a la "calma y tranquilidad", porque Cantabria está "preparada para los peores escenarios" que se han perfilado.

En todo caso, ha destacado que hasta ahora la situación en la región en función de los distintos datos es mejor a la media nacional, especialmente en lo que al número de fallecidos se refiere, con una tasa del 4,72% "muy por debajo" del 9,5% del conjunto del país.

A ello se suma que en los últimos días se ha registrado una evolución "favorable" de la enfermedad, al reducirse "progresivamente" el número de casos positivos que se detectan diariamente, con 40 el domingo y 28 sábado.

Y además, se han incrementado "rápidamente" las personas que han superado la enfermedad, en tanto que los ingresos hospitalarios y en UCIs se mantiene "estables".

Esta tendencia "favorable" ha tenido, en palabras del responsable de Sanidad, su "coste" en los profesionales sanitarios infectados, 160 a fecha de domingo, en prácticamente todas las categorías de los cuatro hospitales públicos de la región y en los centros de Atención Primaria.

De este colectivo ha elogiado que han trabajado con una profesionalidad "exquisita" y al que "sin ninguna duda debemos los buenos datos que tiene nuestra Comunidad en la mayor crisis sanitaria de la edad moderna".

"Han demostrado el sentido de la responsabilidad, la vocación de servicio público y anteponer el cuidado de los pacientes por encima de su propio bienestar", ha aplaudido el responsable de Sanidad.

A pesar de estos contagios, que son "inevitables", también Cantabria esta "muy por debajo" de la media nacional, que tiene un 15% de profesionales sanitarios entre los infectados, frente al 10,88% en la región.

Con el fin de proteger a este colectivo y sus familias, la Consejería de Sanidad en colaboración con la asociación de hosteleros de Cantabria ha puesto a su disposición establecimientos, un total de 21 desde el pasado 3 de abril. Además, el Servicio Cántabro de Salud, a través de su intranet, ha habilitado un sistema de registro para quienes quieran acogerse a esta medida.

Sobre la adquisición de materiales, el consejero ha considerado que se trata de una "labor conjunta", ya que a Cantabria han llegado artículos del Gobierno de España (255.915 hasta el 1 de abril, a los que se suman los 12.700 test rápidos), pero también por la gestión de la Consejería de Presidencia del Ejecutivo regional y por la labor del propio SCS, que por ejemplo ha adquirido 15.000 test de los que ya han llegado mil.

A ello se suman las donaciones, de personas individuales, pequeñas y grandes empresas, entre las que ha citado el Banco Santander, Seg Automotive o a través de Cantabria Respira. En todo caso, Rodríguez ha indicado que cualquier adquisición "nunca" es suficiente debido al "muy alto" consumo de material, como las 5.000 mascarillas quirúrgicas o las 7.000 batas desechables que se usan al día en el Hospital Valdecilla.

Finalmente, sobre las pruebas para detectar el Covid-19, el responsable del área ha asegurado que en Cantabria "en ningún momento" han faltado kits para hacerlas, de modo que se ha practicado hasta el domingo 9.409 de las que 1.568 han resultado positivas, lo que supone el 17% del total.

Un porcentaje que ha achacado a que en la Comunidad se ha "levantado mucho la mano" respecto al protocolo nacional para hacer las pruebas, de modo que se han hecho 162 por cada cien mil habitantes, nuevamente de los mayores índices del país, ha concluido.