25 de febrero de 2021
18 de enero de 2021

Revilla espera que la curva de contagios empiece a bajar en "15 o 20 días"

Revilla espera que la curva de contagios empiece a bajar en "15 o 20 días"
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla - JUAN MANUEL SERRANO ARCE - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Insiste en que el adelanto del toque de queda no es su competencia y pide al Ministerio un horario igual en toda España para evitar "agravios"

SANTANDER, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, espera que la curva de contagios de coronavirus empiece a bajar "dentro de 15 o 20 días", tras pasar los efectos del aumento de los contactos y la movilidad durante las fiestas navideñas.

"Ahora estamos en las consecuencias de los ocho días siguientes a los movimientos grupales masivos que se han producido en el país y en Cantabria, no lo podemos evitar. Todos hemos visto en la calle en esas fechas, la consecuencia inmediata es que a los ocho días empieza a caer gente infectada", ha explicado.

Así, Revilla ha advertido que, aunque "Cantabria afortunadamente está muy por debajo de la media", la tercera ola "nos va a llevar a cifras de presión hospitalaria muy importantes en España".

Por ello, ha avanzado que habrá que tomar "alguna medida" para frenar la pandemia limitando la movilidad, que es "el factor fundamental de la contaminación", como podría ser el adelanto del toque de queda.

En este sentido, ha pedido al Ministerio de Sanidad llegar a un "consenso" con las comunidades autónomas para fijar un horario para el toque de queda nocturno igual en toda España y evitar así "agravios" entre unas y otras, especialmente en las limítrofes.

TOQUE DE QUEDA IGUAL EN TODA ESPAÑA

Según ha indicado Revilla, habló ayer con el ministro, Salvador Illa, y le reclamó unas directrices para que "todos seamos iguales". "A ver si somos capaces de hacer todos lo mismo, o sea, que la medida que se implante sea a nivel nacional, porque hay un poco de dislate" y "que tengamos disparidad en los horarios no me parece buena cosa", ha argumentado.

Así lo ha dicho el presidente este lunes a preguntas de la prensa sobre su opinión acerca del toque de queda, después de que este domingo se mostrara partidario en declaraciones a La Sexta de adelantarlo como ha hecho Castilla y León, que lo ha establecido a las 20.00 horas.

Sin embargo, Revilla ha reiterado en que se trata de "una decisión que tiene tomar el Ministerio" y que los presidentes autonómicos solo tienen capacidad para regularlo "una hora arriba o abajo". Además, ha insistido en que a nivel regional quien tiene que indicar el horario es el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y "un equipo de expertos impresionante".

"Yo no soy médico", "cómo les voy a decir yo qué es lo conveniente, la capacidad mía en esto es una hora arriba o abajo en el tope de la queda", ha sentenciado.

Así, ha instado a "escuchar un poco a todos" en la próxima reunión del Ministerio con las comunidades, en la que se discutirá esta modificación del toque de queda. "Si la opinión mayoritaria es modificar el toque de queda no lo vería yo mal", ha avanzado el presidente cántabro, que ha opinado que una hora para fijarlo "podrían ser las 21.00, con la variante de que unos lo puedan poner a las 20 y otros a las 22".

Revilla ha destacado que Cantabria es la tercera comunidad con menos incidencia del virus actualmente, pero con una presión hospitalaria "muy importante". En concreto, a día de hoy hay 189 ingresados, 31 de ellos en UCI, por lo que "ya son cifras serias" y "hay que tomar alguna medida".

El adelanto del toque de queda es, a su juicio, una de las que se podría usar para frenar la tercera ola, ya que el confinamiento domiciliario "no va a ser posible" y "no va a volver a ocurrir".

"No podemos parar la economía como se hizo en marzo, eso ya es insoportable", por lo que "hay que ir modulando medidas que compaginen mantener la actividad económica y al mismo tiempo controlar la pandemia en la medida de lo posible", ha explicado.