29 de octubre de 2020
26 de junio de 2018

Revilla reprocha al PP que no haga autocrítica tras perder el Gobierno y ve "truncada" la "hoja de ruta" de Cs

SANTANDER, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Angel Revilla, ha afirmado que en el PP son "especialistas en no hacer amigos" y han conseguido ponerse en contra a todos los partidos, hasta al socio coyuntural, ha dicho en referencia a Ciudadanos, que "les protegía un poco a ver si se iban quemando en su propia hoguera". Sin embargo, ha criticado que tras la moción de censura que ha hecho presidente al socialista Pedro Sánchez, no hagan un "análisis en profundidad de lo que les ocurre" y "no reconozcan nada".

Revilla se ha preguntado si en el PP "no tienen espejos". "¿No han pensado por qué están como están después de haber sacado mayoría absoluta y de que la economía crezca y crezca?; ¿todos los españoles van a ser tontos?; yo lo miraría", ha señalado el presidente en su réplica al PP en el debate sobre el estado de la región.

Revilla ha recordado que el PRC gobernó con el PP, en una etapa en la que "había gente más sensata", ha dicho en alusión al presidente de entonces, José Joaquín Martínez Sieso, "pero es que ahora no se puede ir con ustedes a ningún sitio", les ha espetado, mientras desde la bancada del PP le llamaban "sinvergüenza".

El secretario general del PRC ha añadido que el PP ha perdido también el poder en prácticamente todas las comunidades autónomas, en los territorios donde hay conflictos "no los apaciguan, sino que los agrandan". A la vez, se ha preguntado "cómo van a arreglar el problema de Cataluña si en Cataluña no les vota nadie".

También en clave nacional, ha afirmado que la "hoja de ruta" de Ciudadanos se ha visto "un poco alterada y truncada" con la moción de censura que ha desalojado a Mariano Rajoy de la Moncloa, porque "nadie podía imaginarse lo que ha ocurrido".

Según Revilla, la "hoja de ruta" de Cs consistía en "seguir apoyando y a la vez criticando al Gobierno de Mariano Rajoy para que se fuera quemando en su propio condimento y al llegar las elecciones fuera la primera fuerza".