29 de noviembre de 2020
19 de octubre de 2020

Sanidad descarta el anunciado centro de salud para la zona norte de Piélagos

Sanidad descarta el anunciado centro de salud para la zona norte de Piélagos
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTANDER, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria ha descartado ejecutar, por ahora, el anunciado centro de salud en la zona norte de Piélagos al considerar que, desde el punto de vista sanitario, el municipio está "suficientemente cubierto" y la población "atendida".

"En este momento no hay ningún plan de abordar nuevas infraestructuras sanitarias en ese municipio", ha anunciado este lunes en el Pleno del Parlamento el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), al ser cuestionado por el grupo Cs sobre dicha dotación, cuya ejecución anunció en la pasada legislatura, concretamente en abril de 2018, su predecesora en el cargo, la también socialista María Luisa Real.

El consejero ha señalado que, desde que se realizó ese anuncio, la situación actual "ha cambiado ostensiblemente" con respecto a ese momento y ha afirmado que "las prioridades son otras".

Sin embargo, ha puntualizado en que esto "no quiere decir" que "en el futuro" la Consejería no pueda "replantearse" la situación.

Rodríguez ha recordado que la población de Piélagos es atendida en el centro de salud Bajo Pas, en la localidad de Renedo, que en octubre de 2018 inauguró su ampliación, en la que se añadieron cinco consultas médicas y tres de enfermería.

Además, el consejero ha recordado que otra parte de la población del municipio es atendida en el centro de salud del municipio vecino de Santa Cruz de Bezana, que se finalizó de construir a finales de 2015.

El consejero ha señalado que la ejecución de un nuevo centro de salud beneficiaría prácticamente solo a los vecinos de Boo de Piélagos, que tienen a disposición en la localidad un consultorio que tiene asignadas unas 1.200 cartillas sanitarias y que funciona de lunes a viernes de 8.00 a 15.00 horas y cuenta con un médico y un enfermero.

Además, fuera de ese horario, Rodríguez ha señalado que los vecinos de Boo tienen a 5 minutos el centro de salud de Bezana y a 15 el de Renedo.

"Ya quisieran muchos publos de Cantabria tener esa dotación", ha dicho el consejero.

Por su parte, el portavoz de Cs, Félix Álvarez, considera que ha quedado en evidencia que el anuncio hecho en su día por el Gobierno de Cantabria de construir este centro de salud en la zona norte es una "muesca más en el revólver de las promesas incumplidas" del bipartito PRC-PSOE.

También Rodríguez ha sido cuestionado en este Pleno por los otros dos grupos de la oposición, PP y Vox, en relación a la vacunación frente al neumococo y a los hisopos fabricados desde el Hospital Virtual Valdecilla, respectivamente.

Concretamente, el diputado popular César Pascual, exgerente de Valdecilla, ha preguntado a Rodríguez si se pretende incumplir en la vacunación frente al neumococo, además de a las personas mayores, a trabajadores sanitarios, personas institucionalizadas y las que les cuidan.

El consejero ha recomendado la vacunación frente al neumococo para todas las personas mayores de 60 años de la comunidad autónoma (en otras comunidades salvo en Cantabria y otras cuatro CCAA se comienza a vacunar desde los 65 años).

Respecto a la vacunación de los otros colectivos mencionados por Pascual ha indicado que no figura entre las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, con lo que no se hará.

Rodríguez ha indicado que si el Ministerio recomienda vacunar a estos colectivos, Cantabria "lo ejecutará".

HISOPOS

Y en cuanto a las preguntas sobre los hisopos producidos en el Hospital Virtual Valdecilla planteadas por Vox, el consejero ha aclarado que este centro "no es ni de lejos una fábrica de hisopos" sino que se dedicó a esta labor "en un momento puntual" y "de emergencia" en el que, a raíz de la epidemia del COVID-19, hubo una "ruptura de stock internacionales" y Cantabria necesitaba abastecerse de estos utensilios, que se precisan, por ejemplo, para la realización de pruebas PCR para diagnosticar el coronavirus.

El consejero ha explicado que en ese momento de necesidad el Hospital Virtual Valdecilla diseñó un modelo de hisopo y produjo unos 90.000, de los cuales 85.000 se destinaron al Servicio Cántabro de Salud y los restantes se vendieron a terceros al precio de un euro/unidad.

Además, el Hospital Virtual Valdecilla cedió "de forma solidaria y altruista" los derechos de impresión del modelo de hisopo que había diseñado para que otros lo pudieran copiar, algo que, según ha dicho, han hecho múltiples países, como Alemania, Bélgica, Italia, Francia, México o Argentina.

El consejero ha explicado que, una vez que el mercado se recuperó, se dejaron de producir hisopos en el Hospital Virtual Valdecilla y el Servicio Cántabro de Salud licitó la compra de un millón de hisopos, que es una cantidad máxima, con lo que si se precisan menos unidades se adquirirán menos y se pagarán, por tanto, menos.

Rodríguez ha asegurado que esto "reduce tiempos y costes" respecto a fabricarlos en el Hospital Virtual Valdecilla, centro que, además, puede dedicarse a su labor habitual que, según ha recordado el consejero, es la formación e innovación en salud.

MANIFIESTO DE AMUCCAN POR EL DÍA DEL CÁNCER DE MAMA

El Pleno de este lunes se ha celebrado en jornada de mañana y tarde y, antes del inicio de la sección vespertina, el presidente de la Cámara y los portavoces de los grupos han leído en el patio del Parlamento el manifiesto de la Federación Española de Cáncer de Mama (FEMA) y la Asociación de Ayuda a las Mujeres con Cancer de Mama de Cantabria con motivo del Día Internacional de esta enfermedad que se celebra cada 19 de octubre.

En dicho manifiesto, estos colectivos han pedido que, tras haberse dirigido los esfuerzos ante los problemas originados por el COVID-19, las Administraciones sanitarias, los hospitales, los centros de Atención Primaria prioricen recuperar los retrasos que se han originado en las pruebas diagnósticas, en las consultas presenciales, en la cirugía no urgente y en determinados tratamientos de otras enfermedades, entre ellas los relativos con el cáncer de mama.

"El cáncer estaba antes del COVID-19, está ahora y estará después", han advertido estos colectivos, que han expresado su confianzaen que el sistema saniario "retome su actividad habitual", algo que, según sostienen, será "imposible" sin más personal y presupuesto.

Han alertado de que las cifras de las listas de espera, que "no eran buenas antes de la pandemia", se han "agudizado" por los efectos del COVID-19".

Por ello, han confiado en que se retome la actividad habitual, algo que, según ha dicho, será imposible sin más personal y dotación presupuestaria.

También han insistido en su defensa de los programas de detección precoz y en potenciar la prevención y la investigación "con personal, medios y presupuesto".

Han reclamado registros poblacionales y homogéneos y actualizados de cáncer que permitan saber "con la mayor precisión posible la realidad de esta enfermedad".

Sobre todo, estos colectivos han mostrado su "preocupación" por el crecimiento del número de mujeres diagnosticadas de cáncer de mama antes de cumplir 40 años y también por los problemas que tienen algunas pacientes para mantener sus responsabilidades laborales y profesionales, lo que deriva, según han señalado, en despidos, bajas voluntarias o dificultades en su promoción profesional.

Por circunstancias como estas, estos colectivos reclaman un abordaje de la enfermedad con dimensión "multisectorial o intersectorial". "Estamos ante un problema sanitario que tiene también una dimensión social a la que se debe de responder antes las Administraciones Públicas", han advertido.

Para leer más