26 de febrero de 2021
11 de septiembre de 2008

Santander.- El alcalde entregará mañana la Medalla de Oro de la Ciudad a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl

SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, entregará mañana, viernes, 12 de septiembre, la Medalla de Oro de la Ciudad concedida a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en el centenario de la creación de la Cocina Económica en la ciudad.

El acto se celebrará a las ocho de la tarde en el Paraninfo de La Magdalena, y el alcalde hará entrega de la Medalla de Oro a la Visitadora Provincial de las Hijas de la Caridad, Sor Carmen Pérez, informó la alcaldía. La concesión de esta distinción fue aprobada por unanimidad del pleno de la Corporación en el mes de junio, y contó con los informes favorables del Gobierno de Cantabria, la Fundación Marcelino Botín, el cronista oficial de la ciudad, Benito Madariaga, y el Obispado, que valoraron el "importante trabajo" realizado durante años por las Hijas de la Caridad en Santander.

La Medalla supone así un reconocimiento a la "admirable y excepcional labor social en pro de las personas marginadas de toda condición que han realizado desde su llegada a Santander, en 1854", destacó el Ayuntamiento. CENTENARIO

La Cocina Económica de Santander, gestionada por la congregación de Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, inició el pasado 3 de abril los actos de celebración de su centenario, que se cumple este año, y que, entre otras actividades, han consisitido en jornadas de puertas abiertas para quienes deseen visitar las instalaciones, que son atendidas por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.

Se cumplen así cien años de trabajo en favor de cuantas personas necesitadas han ido llegando a este centro, creado en el año 1908 para ofrecer "comida sana y abundante a los pobres de la época", y que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos convirtiéndose en una institución consolidada en contínuo crecimiento.

En el año 1995 se finalizaron las obras de la actual localización de la Cocina Económica, emplazada en la calle Tantín, y ubicada en unas instalaciones más amplias y mejor acondicionadas, lo que ha permitido ampliar tanto los servicios prestados como el número de personas que tienen acceso a ellos.

Así, los servicios prestados tradicionalmente se mantienen y amplían, pero ha cambiado considerablemente el perfil de las personas que llegan a esta Casa, aumentando considerablemente el número de inmigrantes atendidos.