19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 30 de agosto de 2009

    El Santander cree que el sector servicios tiene aún "potencial de desarrollo" en Cantabria

    SANTANDER, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El sector servicios tiene aún "potencial de desarrollo" en Cantabria y de contribuir a la mejora de la calidad de vida de los cántabros. Así se asegura en el último boletín 'La economía de Cantabria', que elabora el servicio de estudios del Banco Santander para el Gobierno regional.

    El boletín, recogido por Europa Press, incluye este mes un informe detallado sobre el sector servicios cántabro que, según el Santander, es el sector "más importante" y el de "crecimiento más estable" en la región, pero aún tiene más margen de desarrollo.

    A su juicio, la "brecha" existente entre los servicios en Cantabria y la media nacional da idea de ese potencial, que supondrá en el futuro continuar su desarrollo.

    En ello influirán, por ejemplo, el cambio de patrones familiares y sociales, como la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, el envejecimiento de la población, los nuevos tipos de hogares o el cambio en las actividades culturales y de ocio, que harán que se demanden más servicios de cuidados personales y sanitarios, a personas dependientes, escuelas infantiles o comidas fuera del hogar.

    Además, también es previsible una mayor demanda de servicios desde las empresas, por ejemplo, en el ámbito del asesoramiento fiscal o legal, contabilidad, publicidad, comercialización o servicios tecnológicos e informáticos.

    Actualmente, el sector servicios representa el 58,9 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) cántabro y el 65,2 por ciento del empleo.

    En la etapa más reciente se ha caracterizado por un "alto dinamismo", con crecimientos anuales del 3,9 por ciento en los últimos nueve años. Incluso en 2008, pese a la incidencia de la crisis, logró crecer un 2,9 por ciento.

    La rama más dinámica y que más aporta al crecimiento de los servicios es la intermediación financiera, pero no tanto por su peso, como por su ritmo de crecimiento. Le siguen el transporte y las comunicaciones, así como los servicios inmobiliarios y servicios empresariales.