31 de marzo de 2020
11 de septiembre de 2008

Santander.- Paralizada la tramitación de la recogida neumática en la calle Alta por la aparición de restos arqueológicos

Los hallazgos se corresponden con una 'Casa de Recogidas' del siglo XVIII y el proyecto, modificado, se licitará en octubre

SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha paralizado la tramitación del proyecto de recogida neumática de basuras en la calle Alta, al aparecer restos de "potencial importancia arqueológica" en el lugar donde estaba previsto ubicar la central que trataría los residuos, en el parque de los Juzgados.

Así consta en un acuerdo de la Junta de Gobierno Local del pasado 1 de septiembre, recogido por Europa Press, en el se justifica esta decisión por "circunstancias conocidas con posterioridad" a la aprobación del expediente de contratación del proyecto.

El acuerdo propone la "conveniencia" de modificar el proyecto, de forma que se elimine su fase II, que consistía en la construcción de la central de recogida neumática, ante las "dificultades de viabilidad" detectadas por la "potencial importancia arqueológica" del emplazamiento previsto para esta instalación.

En concreto, los restos encontrados pertenecen a lo que se denomina 'Casa de Recogidas' de Santa María Egipciaca, un edificio del siglo XVIII destinado a acoger a prostitutas y mujeres que habían sido abandonadas por sus maridos.

El edificio, que fue fundado, entre otros, por el entonces obispo de Santander, Rafael Tomás Menéndez de Luarca y Queipo de Llano, se convertiría en una cárcel a principios del siglo XIX.

En la actualidad, los restos de la Casa de Recogidas se encuentran soterrados en la zona del parque de los Juzgados, encima del túnel del Pasaje de Peña, según confirmó a Europa Press la concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz.

TRAMITACIÓN

La edil explicó que la modificación del proyecto, que están "ultimando" los técnicos municipales, estará concluida "en el menor tiempo posible", y la intención es que en el mes de octubre se pueda licitar una vez se repita toda la tramitación, incluida la aprobación por la Junta de Gobierno local.

Al respecto, Ruiz manifestó que el equipo de Gobierno ha hecho "lo que tenía que hacer" porque "es sensato y es mejor acometer esta modificación para no tener que tomar luego otras decisiones", e insistió en que el proyecto no se suspenderá, sino que se modificará.

Ruiz recordó que el proyecto de recogida neumática estaba en fase de licitación, si bien todavía no se había presentado ninguna oferta, por lo que no se ha producido "ningún perjuicio". En este sentido, la edil indicó que la cancelación de la licitación es una posibilidad que contempla la ley y el Ayuntamiento de Santander la ha anunciado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el 4 de septiembre, y en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), hoy.

La situación fue detectada en los estudios previos realizados por el equipo redactor del Plan Especial del Cabildo de Arriba, y tras comprobarse las dificultades para modificar este emplazamiento ante la posibilidad de causar efectos estructurales sobre el túnel del Pasaje de Peña y otros edificios colindantes.

El acuerdo de la Junta de Gobierno local, del que no se informó cuando fue aprobado, se adopta tras el informe técnico del ingeniero industrial municipal, y contando con informes jurídicos favorables. Por tanto, se entiende que existen razones "de interés público" para modificar este proyecto.

La concejala indicó que se están estudiando las posibles alternativas, como dirigir la recogida neumática en la zona a la Central de Tratamiento de Residuos del Parque de La Marga, y avanzó que cuando el proyecto modificado esté concluido se dará a conocer.

PROYECTO

El proyecto fue aprobado por la Junta de Gobierno local el pasado 14 de julio, y se encontraba en fase de licitación tras salir a concurso. Su presupuesto era de 8.673.410 euros y la apertura de plicas para conocer la empresa adjudicataria estaba prevista para el próximo 17 de septiembre.

La actuación contaba con financiación de los Fondos de cohesión FEDER y tenía un plazo de ejecución de 12 meses.

La recogida neumática afectaría a las calles Alta e Isaac Peral, y a sus transversales, Alcázar de Toledo, Monte Caloca y Fernández de Isla, con lo que se estima que beneficiará a unos 6.000 vecinos de la zona.

La primera fase de las obras consiste en la ejecución de toda la red de recogida neumática, con la red de vertido, de tuberías de transporte, la recogida soterrada y el acondicionamiento de las calles.

En total, se instalarían 92 buzones en los que se depositarían los residuos, que serían transportados por una red de 2.000 metros lineales de tuberías, hasta llegar a la central de recogida, que se ubicaría en el Parque de los Juzgados de la calle Alta, y que es objeto de la modificación actual.

El proyecto incluía un sistema paralelo de recogida soterrada de vidrio y también el acondicionamiento de las calles, con reposición de pavimentación y aceras.

La segunda fase del proyecto se hubiera concursado una vez que estuviera redactado, y consistía en la ejecución de la central de recogida automatizada y semienterrada en la también llamada Plaza Juan José Ruano, con un plazo de ejecución de seis meses.