23 de octubre de 2019
30 de noviembre de 2009

Sonkyo Energye busca ubicación en Cantabria para instalar su Centro de Ensayo de Pequeños Aerogeneradores

SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa cántabra dedicada a la producción de pequeños aerogeneradores Sonkyo Energye busca ubicación en la región para la instalación de un Centro de Ensayo de Pequeños Aerogeneradores (CEPA).

La firma pretende instalar en Cantabria un campo experimental en el que ensayar estos novedosos aparatos, cuya principal innovación consiste en la incorporación de un paso variable que consigue que, a grandes velocidades de viento siga produciendo al máximo de su capacidad, evitando que la turbina sobrepase el máximo de revoluciones para el que ha sido diseñada.

La puesta en marcha en Cantabria del centro de ensayo de pequeños aerogeneradores permitirá a SONKYO ENERGY confirmar y validar en nuestra región las características técnicas calculadas en eficiencia, curva de potencia, emisiones de ruido, eficacia del paso variable, comportamiento estructural e impacto ambiental de sus aparatos, según información de la empresa recogida por Europa Press.

SONKYO ENERGY apuesta por el concepto de generación distribuida, es decir, producir la energía en el lugar donde se va a consumir, utilizando pequeños aerogeneradores que minimizan el impacto medioambiental.

Esta empresa acaba de presentar en nuestra región su gama de pequeños aerogeneradores en el marco de la segunda edición de Expoinnova, el encuentro empresarial de la innovación organizado por la patronal Ceoe-Cepyme Cantabria.

WINDSPOT

El producto se denomina Windspot, y es un aerogenerador que se caracteriza por el uso de un sistema de paso variable. Consiste en un aerogenerador eólico que cuenta como principal innovación que lo diferencia el uso de un sistema de paso variable, que permite adaptar el dispositivo en función de la fuerza del viento.

La innovación más importante de estos aerogeneradores es la inclusión de su sistema patentado de paso variable, que evita que en el caso de velocidades del viento altas se produzcan sobreintensidades que perjudiquen tanto al generador como a la electrónica del conjunto.

De esta forma, a través de un sencillo mecanismo amortiguado robusto y fiable, este sistema pasivo utiliza la fuerza centrífuga producida por el giro del aerogenerador para cambiar el ángulo de ataque de las palas.

Gracias a su sencillez de funcionamiento y a la utilización de materiales de alta calidad, como acero inoxidable, aluminio anodizado y bronce se consigue un funcionamiento suave incluso con vientos racheados.

Windspot utiliza palas de bajo peso, lo que redunda en la eficacia de la turbina, que sufre un menor deterioro, y, por tanto, necesita un menor mantenimiento. Su diseño sellado lo protege de la corrosión, el polvo o el agua, al igual que la torre en la que este miniaerogenerador va instalado.

Esta última cuenta con un equipamiento hidráulico que permite subir y bajar la turbina sin necesidad de utilizar una grúa para realizar operaciones de mantenimiento, o en caso de que existan condiciones atmosféricas adversas.

Este proyecto ha sido diseñado gracias a la colaboración de las empresas cántabras Setelsa, encarga de la electrónica del Windspot, y Teican, encargada del diseño de aerodinámica de las palas y la adecuación del proyecto al mercado.

Windspot se dirige a uso doméstico, donde es posible instalarlo si se cuenta con terreno suficiente, además de a lugares con alto consumo energético --residencias, colegios, instalaciones deportivas...-- o particulares y empresas privadas.