25 de abril de 2019
22 de marzo de 2008

Sucesos.- Detenido un atracador de bancos que actuó tres veces en el último año y se hizo con un botín de 26.000 euros

En 2007 ya fue arrestado por uno de los atracos pero no se consiguieron pruebas

SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el pasado miércoles en Santander a un presunto atracador de bancos que asaltó dos sucursales de la calle General Dávila en el último año --una de ellas en dos ocasiones en un mes--, de las que logró llevarse a punta de pistola un botín de más de 26.000 euros.

El primero de los atracos se cometió en enero de 2007, y aunque los agentes le arrestaron como supuesto autor de los hechos, no se consiguieron reunir pruebas para acusarlo.

Según informó hoy la Policía en un comunicado, en el primero de los atracos, el 22 de enero de 2007, el supuesto atracador, S.R.P. de 41 años de edad, actuó con la cara oculta tras una careta de goma y empuñando una pistola para intimidar a quienes se encontraban en el banco. En aquella ocasión logró llevarse 410 euros, pero no se pudo probar su implicación.

El segundo asalto fue el 20 de febrero de este año, en otra sucursal a la que accedió en esta ocasión con la cara oculta por una gorra y una braga (bufanda). El resultado de su segunda actuación fue un botín de 15.300 euros. Sólo unos días después del atraco compró una moto y un coche, pese a no tener trabajo, lo cual se sumó a las pruebas incriminatorias que iba recabando la Policía.

Para su tercer atraco, el pasado miércoles, 19 de marzo, el hombre eligió de nuevo la sucursal de febrero, en la que se presentó con un chubasquero rosa, la gorra y la braga, guantes y una pistola. Se llevó 10.665 euros.

Justo después del atraco la Policía montó un dispositivo junto a la casa del supuesto atracador, situada en General Dávila, y le arrestaron cuando salía del domicilio en la moto, en cuyo cajetín encontraron una bolsa con un chubasquero rosa y otras prendas supuestamente empleadas en los atracos.

Posteriormente, en el registro de su vivienda y el trastero los agentes encontraron una pistola de calibre 9 milímetros y su cargador con quince cartuchos de 9 milímetros parabellum. También hallaron una caja con otros once cartuchos, además de una pistola simulada, 10.600 euros y 40 gramos de hachís.

"PROFESIONALIDAD".

Al detenido le constan veinte detenciones previas por parte de la Policía desde el año 1983 a 1999 por hurto, robo con fuerza y robo con violencia e intimidación. Además, la Guardia Civil le ha detenido en dos ocasiones por conducir bajo la influencia del alcohol y por hurto.

La Policía destacó la "profesionalidad y peligrosidad" del arrestado, porque actuaba con una pistola en buen estado de funcionamiento y trata a las víctimas de los atracos "con energía y soltura".