20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 12 de marzo de 2008

    Sucesos.- Detenidos 4 hombres por malos tratos, uno de ellos, arrestado tras terminar su servicio en una mesa electoral

    Los cuatro tienen menos de treinta años de edad y uno de ellos agredió a su propia hermana

    SANTANDER, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Efectivos de la Policía Nacional han detenido a cuatro individuos como presuntos autores de malos tratos a mujeres, tres de ellos, a sus parejas, y uno, a su propia hermana, quienes, tras las diligencias instruidas en el SAF (Servicio de Atención a la Familia), han sido puestos a disposición judicial. Se da la circunstancia de que uno de los arrestados formaba parte de una mesa electoral por lo que fue detenido cuando terminó dicho servicio, en la noche del domingo pasado, 9 de marzo.

    Según la información facilitada hoy por la Jefatura de Policía, la primera detención se llevó a cabo el pasado domingo, día 9 de marzo, cuando los agentes arrestaron a un joven de 27 años de edad, identificado como AF.A.G, como presunto autor de las lesiones causadas a su pareja en el domicilio conyugal.

    Esta detención se produjo después de que en la tarde del pasado domingo, una mujer pidiera ayuda al 091. Los policías que se presentaron en su casa comprobaron las lesiones que tenía en la cara la víctima, quien confesó a los agentes que su pareja ya la había agredido en ocasiones anteriores, pero que no había presentado denuncia y no quería orden de protección.

    Los agentes conocieron que el presunto agresor formaba parte de una mesa electoral y por la noche, una vez acabado su cometido en las elecciones, le detuvieron, ocupándole un trozo de hachís de 13 gramos. El detenido, que carecía de antencedentes, no quiso declarar en Jefatura.

    AGREDIÓ A SU HERMANA.

    La segunda detención se produjo en la tarde del pasado lunes, día 10, cuando una mujer llamó al 091 desde su domicilio porque su hermano, que vive con ella, la había agredido. Los policías comprobaron entonces la agresión que había sufrido la víctima delante de dos niños pequeños.

    Entonces buscaron al sospechoso, I.C.P. de 27 años, que había abandonado el domicilio y, una hora mas tarde, le detuvieron a la entrada de la casa. Los policías vieron que la puerta estaba rota y la mujer les manifestó que, nuevamente delante de sus hijos, la había amenazado con matarla, máxime sí llamaba a la Policía.

    El detenido, que tiene un historial de doce detenciones y, de las cinco ultimas, tres son por robos, una por atentado y otra por daños, tampoco quiso declarar en Jefatura.

    DOS DETENCIONES MÁS.

    Una tercera detención por malos tratos se produjo el mismo día 10, cuando una mujer presentó denuncia y solicitó orden de protección por las agresiones que había sufrido durante el pasado año y las amenazas que estaba recibiendo actualmente de su expareja.

    Según explicó la víctima, ambos comenzaron su relación en el año 2006 y desde entonces sufrió agresiones hasta noviembre de 2007, cuando rompió la relación. Desde ese momento, su ex compañero la amenaza constantemente por teléfono, y la tarde del domingo, día 9, se presentó en su lugar de trabajo rompiendo a patadas la puerta de cristal, después que repetidamente le dijera que no volvería con él. Cuando los policías detuvieron a E.G.F, de 21 años, comprobaron que le habían detenido dos veces el año pasado por robos. Este detenido, al igual que los otros dos, tampoco quiso declarar en Jefatura.

    Finalmente, también en la tarde del día 10, otra mujer denunció que tiene una relación desde principios de este año, pero que desde hace varias semanas su pareja la insulta y la golpea. Esa misma tarde, después de agredirla, le pidió que la llevará al hospital Valdecilla para curarse, y se negó porque "ya tenía problemas con la Policía y podían detenerle por agresión". La mujer solicitó entonces orden de protección. Cuando detuvieron al sospechoso, identificado como IE.P.S, de 23 años de edad, comprobaron que ya había sido arrestado en el año 2004 por robo con fuerza y, en el 2007, su madre pidió ayuda al 091 por los problemas de convivencia que tenía a causa de su adicción a las drogas. El detenido tampoco quiso declarar en Jefatura.