24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 24 de enero de 2009

    Temporal.- Registradas rachas de 140 km/h en Santander, 122 en Ontón y 117 en Reinosa, y olas de casi 15 metros

    SANTANDER, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El temporal de viento que ha mantenido a Cantabria en alerta roja toda la madrugada ha dejado rachas máximas de viento de hasta 140 kilómetros por hora en Santander, 122 km/h en Ontón y 117 km/h en Reinosa, mientras en el mar se han llegado a medir olas de casi 15 metros, en la boya del Instituto Oceanográfico frente a Santander.

    No obstante, esos picos máximos de viento quedan lejos de los 196 kilómetros por hora que se han registrado en el Cabo Busto, en Asturias, o los 192,6 km/h alcanzados en el Cabo Machichaco, de País Vasco.

    Según se señala en un informe provisional de la Delegación de la Agencia Estatal de Meteorología en Cantabria, en la región las rachas más fuertes de viento se registraron a las 4.20 horas de la madrugada en Santander, con una máxima de 140 kilómetros por hora. Seis minutos más tarde, en la estación de medición del aeropuerto de Parayas se registraba un valor parecido (134 km/h).

    También ha soplado el viento con fuerza en Ontón, donde a las siete de la mañana se llegó a una máxima de 122 km/h, y en Reinosa, donde poco antes de las diez de la noche de ayer viernes el viento registró una máxima de 117 kilómetros por hora. En Polientes, por su parte, la máxima se ha quedado en 88 km/h, sobre las once y media de la noche del viernes.

    En la mar las mediciones han registrado olas de entre 9 y 14 metros, equivalente a mar montañosa. La máxima se midió a las seis de la mañana en la boya frente a Santander, fuera de las 20 millas, y fue de 14,88 metros.

    La Delegación Territorial de Aemet ha recordado que los fuertes vientos que han soplado en la región se deben a un fenómeno de ciclogénesis explosiva que origina rachas huracanadas e incluso vientos medios muy fuertes.

    ALERTA NARANJA

    La alerta roja en Cantabria (el nivel máximo) se ha prolongado desde la medianoche hasta las diez de la mañana. Desde ese momento, y hasta las ocho de la tarde, la región estará en alerta naranja (nivel de riesgo importante), ya que todavía pueden registrarse rachas de hasta 110 kilómetros por hora.

    Las predicciones de Meteorología indican que a lo largo del día se esperan todavía en la región vientos fuertes con rachas de hasta 100 kilómetros por hora, más probables en el litoral, donde durante las primeras horas pueden alcanzarse los 110 km/h.

    En la mar, que también estará en alerta naranja hasta las doce de la noche, el pronóstico apunta que habrá durante toda la jornada mar arbolada o muy gruesa, quedando al final mar de fondo superior a 4 metros.

    Para mañana domingo, se mantendrá la alerta naranja en la mar, donde se espera mar compuesta de entre 4 y 6 metros. Además, habrá alerta amarilla en el territorio regional, tanto por vientos como por nieve.

    Así, Meteorología anuncia que durante toda la jornada del domingo se podrán acumular hasta cinco centímetros de nieve en Cantabria del Ebro y Liébana, y cuatro centímetros en la zona centro y Valle de Villaverde.

    Por lo que respecta al viento, la alerta amarilla durará desde esta próxima medianoche hasta las doce del mediodía del domingo en Cantabria del Ebro y Liébana, donde se esperan rachas máximas de 80 kilómetros por hora, y desde las seis de la mañana del domingo a las doce de la noche del mismo día en el litoral, también con rachas de hasta 80 km/h.