22 de mayo de 2019
21 de junio de 2014

El TSJC declara nulo el despido de una trabajadora de BSH

La sentencia desestima un recurso de suplicación de la empresa y reafirma otro fallo judicial previo del Juzgado de lo Social

El TSJC declara nulo el despido de una trabajadora de BSH
UGT

SANTANDER, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha reafirmado la nulidad del despido de una trabajadora de la fábrica de BSH en Santander (antigua Corcho) en septiembre del año pasado, que propició la convocatoria de seis días de paros.

La sentencia del TSJC desestima un recurso de suplicación planteado por BSH Electrodomésticos España en contra de otro fallo judicial previo del Juzgado de lo Social que ya había dictaminado la nulidad del despido de la trabajadora, cuyo nombre figuraba en una lista de empleados con contrato de relevo a quienes se debía convertir en plantilla fija según un acuerdo laboral del año 2007, según ha informado UGT.

El TSJC reafirma la validez del mencionado acuerdo, que según recuerda la propia sentencia, incluía a "19 personas vinculadas con la empresa demandada por contrato temporales incorrectamente asignados", tras destacar que BSH lo "ha ido cumpliendo salvo con la actora (trabajadora despedida)".

La sentencia desestima "las razones de productividad" esgrimidas por la empresa para justificar el despido y las interpretaciones de la dirección de BSH sobre el acuerdo que firmó con el comité de empresa en diciembre de 2007 y corrobora que "las partes firmantes del Acuerdo plasman en el texto del mismo la literalidad de la afectación de la actora, que prevé la contratación indefinida de los contratos de relevo".

"Salvo la justificación del despido como procedente, por cualquier circunstancia, no cabe otra declaración del despido de un empleado, en las condiciones expuestas, que su nulidad", señala el Tribunal, que condena a BSH a la readmisión de la trabajadora despedida.

"EMPECINAMIENTO ABSURDO E ILEGAL"

El presidente del comité de empresa en la fábrica de BSH en Santander, Carlos Romero, ha criticado "el empecinamiento absurdo e ilegal de la empresa por despedir a una trabajadora con nueve años de antigüedad y derecho a ser incluida en la plantilla fija, a la que han remitido el salario a casa desde septiembre del año pasado, y más, cuando no existe ni existía razón alguna para ello".

El sindicalista rechaza "la actitud de la empresa, que en ningún momento ha accedido a negociar con el comité de empresa, a quien ni siquiera informó de su decisión de no recurrir la sentencia y de la fecha de reincorporación de la trabajadora".

El comité de empresa de BSH informó del fallo de la sentencia del TSJC a los trabajadores de la fábrica santanderina en una asamblea y de su intención de exigir a la Dirección que se depuren responsabilidades.

Para leer más