22 de enero de 2021
20 de abril de 2006

UGT acusa al PP de crear "alarmismo" en Sniace por los vertidos y añade que es más preocupante la edificación prevista

SANTANDER, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, ha acusado hoy al portavoz del PP en Torrelavega, Luis Carlos Albalá, de crear "alarmismo" entre los trabajadores de Sniace por sugerir el cierre de la fábrica por el anuncio de la Confederación Hidrográfica del Norte CHN de revocar la licencia de vertidos al río de esta fábrica, contestándole que es "más preocupante" la edificación prevista junto a la factoría, que "asfixiará la planta química".

Cedrún aclaró hoy, en el transcurso de una rueda de prensa, que el sindicato ugetista no acudió a la reunión convocada por el PP por la posible revocación de la licencia de vertidos en Sniace porque el propio Partido Popular "no informó" del motivo de la reunión y "recurrió al sindicato USO para convocarnos de manera indirecta".

La sindicalista expuso al PP que "el mismo problema que tenemos con la licencia de vertidos en Sniace es exactamente lo mismo que ocurrió en el año 2002 con el Gobierno del PP" y se logró solucionar "como esperamos se resuelva ahora porque, entre otros motivos, se modificarán los avales necesarios y ya se han empezado las obras necesarias para evitar esos vertidos aunque éstas se hayan acometido tarde".

Cedrún agregó que la reunión convocada por el PP "sólo ha pretendido generar alarmismo por mero interés político en unos trabajadores que ya han sufrido suficientes sobresaltos en los últimos años"

En este sentido, la líder sindical hizo referencia a la reunión que estaba prevista mantener este mediodía entre el Comité de Empresa con el presidente de Sniace, Blas Mezquita, sobre "la recalificación de los terrenos". "Ese sí que es un tema preocupante", apostilló.

Para la secretaria general de UGT, "la revocación o no de la licencia de vertidos es un tema más en la problemática de Sniace pero no el más importante", ya que es "más preocupante que la empresa se ajuste a las exigencias medioambientales de obligado cumplimiento en octubre de 2007".