24 de octubre de 2020
13 de enero de 2010

UGT critica a Truan por exigir austeridad "sólo a algunos profesionales" de la sanidad pública

El sindicato pregunta al consejero por qué se paga únicamente el desarrollo profesional del personal facultativo y de enfermería SANTANDER, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Sanidad de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT criticó hoy en un comunicado al consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Luis María Truan, por rechazar la huelga convocada en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) desde el próximo día 15 "con la excusa de una necesaria austeridad que no aplica por igual a todos los profesionales", sino "sólo a algunos".

El sindicato insta Truan "a decir toda la verdad" porque "no es de recibo que la austeridad impida el pago del desarrollo profesional a unos colectivos profesionales de la sanidad pública pero lo permita a los mejor retribuidos, los facultativos y el personal de enfermería".

UGT-Sanidad considera que "el primer gran error" del consejero es "distinguir entre trabajadores de primera y de segunda división, cuando todos son indispensables para el buen funcionamiento del Servicio Cántabro de Salud.

El sindicato recuerda además a Truan que, --según el acuerdo suscrito por los sindicatos y la Consejería de Sanidad en 2007--, el grado III del desarrollo profesional, --cuyo incumplimiento provoca la huelga convocada la segunda quincena de este mes--, "se tendría que haber reconocido ya en 2009, antes que el grado IV, pero se ha ido demorando por una clara falta de voluntad de la Administración, no porque los sindicatos no lo hayamos intentado en numerosas reuniones de negociación".

"El problema es que los responsables del Servicio Cántabro de Salud lo han ido retrasando una y otra vez, con numerosos promesas incumplidas por el camino, cuando han tenido conocimiento y tiempo de sobra para negociar con seriedad e incluir las partidas correspondientes en los presupuestos de 2010", subraya el departamento de Sanidad de UGT.

El sindicato puntualiza que "la huelga es el resultado de la irresponsabilidad de los gestores del Servicio Cántabro de Salud, no de la impaciencia de los sindicatos, por lo que las declaraciones del consejero de Sanidad no son aceptables desde ningún punto de vista".

Por último, UGT-Sanidad se sorprende de "el sutil reproche de Truan a los trabajadores de la sanidad pública que exigen lo que les corresponde por disponer de empleos estables, que por otro lado son los que permiten pagar a todos los que por desgracia se han quedado sin ninguno, sea estable o eventual".

"Se supone que para un dirigente gubernamental no debería causar malestar alguno los empleos estables porque se supone que son objetivo prioritario en cualquier sociedad, y mucho menos, que los trabajadores que los tengan reivindiquen sus legítimos derechos rubricados por él mismo en unos acuerdos de hace dos años", concluye el comunicado.