21 de mayo de 2019
2 de octubre de 2014

UGT vincula el repunte al "lógico efecto de un verano con máximos históricos de precariedad laboral"

UGT vincula el repunte al "lógico efecto de un verano con máximos históricos de precariedad laboral"
UGT

SANTANDER, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Empleo de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, considera que el incremento del paro en septiembre "no debe sorprender a nadie" porque es el "efecto lógico e inmediato" de un mercado laboral "con máximos históricos de precariedad laboral y un empleo cada día más eventual y más efímero, y más este pasado verano, por lo que ya no se trata sólo de que el empleo sea estacional sino que es más precario que nunca".

"Seguimos en niveles máximos de temporalidad con casi un 94% de contratos eventuales, más de la mitad de ellos de menos de un mes de duración y un 40% de menos de cinco días", ha denunciado Álvarez, quien ha indicado que este verano cada persona contratada firmó una media de casi tres contratos, "con lo que la consecuencia inmediata es que vuelva a subir el paro porque el empleo aparece y desaparece con la misma facilidad".

Además de la subida del paro y de que Cantabria sea la segunda autonomía con mayor caída de las afiliaciones a la Seguridad Social, la región continúa en niveles de desempleo "desconocidos hasta ahora", al anotar el tercer año consecutivo con más de 45.000 personas sin empleo en estas fechas, por lo que hablar de mejoría en cualquier aspecto es "incongruente", en su opinión.

En este sentido, Álvarez ha puntualizado que el aumento del paro (+1.599 desempleados) y el descenso de afiliaciones a la Seguridad Social (-3.615) no coinciden, lo que corrobora que muchas personas sin empleo no se registran en las oficinas del Emcan.

La responsable regional de Empleo de UGT también ha lamentado el elevado porcentaje de desempleados que no perciben prestación, casi un 47% (21.451), tras recordar que otro 25% cobra solo una asistencial de 426 euros mensuales y menos de un 28% una prestación contributiva, cuyos beneficiarios se reducen más de un 22% en comparación al año pasado, lo que reafirma que la protección social del desempleado cántabro "está bajo mínimos", con una tasa de cobertura que está dos puntos por debajo de la media nacional (58,43 en Cantabria y 60,45 en España), ha lamentado.

"Con este panorama no es admisible aludir a mejorías porque suponemos que ésta no es la senda del crecimiento de la que tanto habla del Gobierno", ha concluido Álvarez.

Para leer más