14 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Varias decenas de cántabros reciben a Doña Sofía con un tímido 'Viva la Reina' a su llegada a la UIMP

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de ciudadanos se han congregado este miércoles a las puertas del Paraninfo de la Magdalena con motivo de la visita de la Reina Doña Sofía a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde ha sido recibida con un tímido 'Viva la Reina' y algunos aplausos.

Alrededor de 70 personas se habían reunido frente al Paraninfo para ver a Doña Sofía, que ha llegado puntual, a las 11.30 horas, para asistir a la investidura de la actriz Nuria Espert y la mezzosoprano Teresa Berganza como Doctoras Honoris Causa de la UIMP.

Algunos alumnos de los cursos de verano de la institución académica y otros ciudadanos de todas las edades esperaban la llegada de la comitiva real, a pesar de que el día no acompañaba, porque Santander ha amanecido completamente cubierto.

La mayor parte esperaban con antelación para ver a Doña Sofía y nada más ver aparecer su coche comenzaron a aplaudir, unos aplausos que se cerraron después con un 'Viva la Reina' lanzado tímidamente por uno de los presentes y respondido con algunos 'vivas'.

Tras el besamanos con las autoridades políticas, el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Salvador Ordóñez, ha acompañado a Su Majestad pasa saludar a los vicerrectores e inmediatamente después la ha conducido al interior del Paraninfo para participar en el acto de investidura.

Entre las autoridades presentes se encontraban el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga; el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, y el presidente del Parlamento cántabro, Miguel Ángel Palacio.

También había representantes de la justicia, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el mundo de la cultura y la sociedad cántabra. Muchos de ellos han tenido que acceder a la Península de la Magdalena a pie por las medidas de seguridad establecidas desde la Casa Real.

De hecho, esas medidas se han incrementado "notablemente" con respecto a las que se fijaron hace dos años cuando la Reina asistió a la investidura de Montserrat Caballé también como Doctora Honoris Causa.

Entre otras cosas, durante toda la mañana se ha restringido el acceso de vehículos particulares al recinto de la Magdalena, al que normalmente pueden entrar con sus coches el personal y la prensa.