18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Zaragoza dice que "sería muy deseable" el intercambio de información entre la policía y la justicia

    Considera "imprescindible" que la reforma del Código Penal incluya la figura de integración o participación en organización criminal

    SANTANDER, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Alberto Zaragoza, afirmó hoy que "sería muy deseable" el intercambio de información entre la Policía y Guardia Civil y la Administración de Justicia, pero "en sentido bidireccional" ya que en la misma medida en que los agentes policiales "quieren saber lo que pasa" con "sus atestados" y "detenidos", desde las fiscalías y juzgados también se pretende "conocer los entresijos" de la investigación.

    "Yo no tengo ningún inconveniente", aseguró Zaragoza, al ser preguntado por esa posibilidad en Santander, donde impartió una conferencia sobre 'La inteligencia como prevención contra las nuevas formas del crimen organizado', en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

    "En la misma medida en que la policía quiere saber lo que pasa con sus atestados, con sus detenidos, si ha habido un proceso, si en ese proceso han sido encarcelados, si han sido acusados, juzgados y condenados, creo que también ese conocimiento debería ser a la inversa", manifestó el fiscal jefe de la Audiencia Nacional.

    Acompañado por el comisario general y el general jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González y Francisco Rico, respectivamente, Zaragoza explicó que el citado intercambio de información "exigiría" una conexión entre los sistemas informáticos de la policía y de las fiscalías o juzgados.

    En su intervención, se mostró partidario de que los datos que manejan una y otra administración sean conocidos por ambas partes y, también, por la opinión pública para que haya "transparencia" en las investigaciones y procedimientos.

    Además de dar a conocer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si alguien ha sido juzgado, condenado y qué pena se le ha impuesto, Zaragoza insistió en que a los jueces y fiscales también les "interesa muchísimo" determinados aspectos del trabajo policial que, --salvo que sean informaciones reservadas o sujetas a la ley de secretos oficiales--, "tampoco existe ningún obstáculo o traba para poder conocerlas".

    El problema, indicó el fiscal, reside en "compatibilizar" los sistemas informáticos de una y otra administración. En este sentido, apostó por la aplicación y utilización en las fiscalías de sistemas similares a los que se maneja en la actualidad en la Comisaría General de Información, en el Servicio de Información de la Guardia Civil o en Instituciones Penitenciarias.

    Con todo ello, Zaragoza criticó que la información judicial "no se trata", ni se "analiza" o "evalúa", por lo que, por no disponer de herramientas adecuadas, no pueden "rentabilizar" cierta información judicial. Lo deseable, según dijo, es que hubiera fiscalías "capaces de analizar todo lo que tienen dentro" y dar información a la policía. "Esto es una especie de círculo donde, si no hay intercomunicación o interconexión el sistema no va a funcionar", advirtió.

    ESPECIALIZACIÓN

    A lo largo de su intervención, Zaragoza abogó por una especialización jurisdiccional. Así, consideró que la Audiencia Nacional debería encargarse de enjuiciar determinados delitos, entre los que citó de terrorismo, de fraude económico, blanqueo de capital, tráfico de drogas, armas o explosivos o delitos contra la Corona. Ello daría, según dijo, "más utilidad" a esta institución.

    Asimismo, defendió una mayor especialización de los jueces, al igual que sucede, por ejemplo, con policías y fiscales en materia de crimen organizado, que es, según dijo, una "amenaza gravísima" para la sociedad. "Necesitamos jueces de instrucción especializados", insistió.

    También se refirió a la modernización de la administración de justicia porque, si no se hace, "de poco sirve" la modernización "del brazo armado de la justicia".

    Zaragoza demandó también, en materia de prevención, que haya una "coordinación perfecta" entre los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y fiscales para "garantizar resultados" de cara a un juicio o una sentencia.

    Asimismo, consideró "absolutamente necesario" e "imprescindible" que en la reforma del Código Penal se incluya la figura de integración o participación en una organización criminal y que este nuevo tipo penal conlleve sanciones "mucho más importantes" que las que hay, por ejemplo, para pertenencia a asociaciones ilícitas. Se trataría, según dijo, de la "reforma más importante" de cara a la prevención de delitos relacionados con el crimen organizado.

    COOPERACIÓN INTERNACIONAL

    Respecto a la cooperación internacional, afirmó que es "la piedra angular" para una eficaz lucha de los diferentes países contra el crimen organizado. En este sentido, puso como ejemplo la colaboración hispano-francesa en materia de terrorismo, que es "una variante" del crimen organizado, pero "con fines distintos".

    Sobre este asunto, el comisario general de la Policía Judicial indicó que en el crimen organizado los grupos entienden el delito como un "negocio" para conseguir ciertos fines y beneficios, por lo que les "da igual" los medios a emplear.

    El general jefe de la Policía Judicial añadió por su parte que el crimen organizado está "cambiando su imagen" y el autor del mismo aparece en la actualidad como un "hombre de negocios", "responsable", que "financia" distintas obras y proyectos o "se hace presidente de un club de fútbol", por ejemplo.

    No es, según concluyó, una modalidad "violenta", sino una forma de crimen en la que se buscan "beneficios económicos" y "pasar lo más desapercibido posible".