23 de abril de 2019
25 de mayo de 2008

El 112 de C-LM registró en 2007 más de 2.300 llamadas que alertaron de casos de violencia de género

El 112 de C-LM registró en 2007 más de 2.300 llamadas que alertaron de casos de violencia de género
EP
Foto de la Noticia
Foto: ep + Ampliar

 

 

   TOLEDO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   De las 5.500 llamadas de urgencia que atendió en el 2007 el Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha, 2.356 fueron para alertar de posibles casos de violencia de género, según detalló la consejera de Justicia y Protección Ciudadana, Angelina Martínez, en una entrevista concedida a Europa Press.

   Angelina Martínez explicó que aunque el Servicio de Emergencias 112, que empezó a funcionar el 26 de junio de 2001, recibe todo tipo de llamadas, éstas se clasifican en cuatro grandes grupos, como son las de índole sanitario; las relacionadas con la seguridad; las relacionadas con el rescate y extinción de incendios; y las de emergencias sociales.

   Es dentro de este grupo de emergencias sociales donde se enmarcan los casos por violencia de género, señaló la titular regional de Protección Ciudadana, que precisó que aunque en el 112 se atienden este tipo de emergencias, existe un número de telefono más específico que es el 900-100-114, donde se atiende esta clase de casos.

   "A veces las llamadas que se reciben en el 112 son coincidentes con las que se registran en el 900-100-114 --matizó-- porque algunas de las llamadas que recibimos nosotros, por su especificidad, son derivadas a este teléfono específico, cuyos profesionales conocen mejor los recursos y pueden prestar ayuda más especializada".

   Continuó la consejera explicando que de esas 2.356 llamadas, 1.253 han sido llamadas con contenido de violencia física, "en el sentido de que las mujeres llamaban para alertar de que estaban sufriendo o acaban de sufrir una agresión". "En este caso las llamadas fueron pasadas directamente a la Guardia Civil o la Policía Nacional que hay en la sala del 112, para que movilizaran a los dispositivos más cercanos y atender a la persona", precisó.

   Angelina Martínez añadió que de este volumen de llamadas, sobre el 10 por ciento de los casos, fue necesario activar también un recurso sanitario, porque se acababa de producir la agresión y la víctima presentaba lesiones que requerían de atención sanitaria directa.

   Respecto a las denuncias comunicadas al personal del Servicio de Emergencias castellano-manchego que alertaban de violencia psíquica, el 112, señaló la consejera, registró 798, "y el procedimiento a seguir es el mismo que en los casos de agresión física, pues se alertó a la Guardia Civil y a la Policía Nacional para que hicieran el mismo tipo de atención y derivación", añadió.

   "Y lo mismo ocurre en los casos de agresión sexual, aunque afortunadamente en 2007, en el 112 de Castilla-La Mancha solo se registraron cuatro llamadas de este tipo", aseveró.

INCUMPLIMIENTO DE ÓRDENES.

   Por incumplimiento de una orden de alejamiento o presencia del agresor cerca de la persona afectada, la consejera indicó que el Servicio de Emergencias recibió durante el año pasado 184 llamadas, de las cuales se alertó a Policía Nacional y Guardia Civil, "que son los únicos que pueden acudir para realizar una detención por quebrantamiento de esa orden".

   Según apunto Martínez, en este servicio de Emergencias se registraron un total de 63 llamadas reclamaron asesoramiento e información, que se derivaron automáticamente al 900-100-114 por el contenido propio de esa llamada, para que fueran atendidas de manera más especializada.

   "Para pedir asesoramiento sobre cómo formular una denuncia por malos tratos se registraron 54 llamadas, que indistintamente según el contenido se derivaron al 900-100-114, a Guardia Civil o Policía Nacional, para que les informaran", agregó.

   En cuanto al número de urgencias atendidas en el 2007, no solo por violencia de género, la consejera de Justicia y Protección Ciudadana, manifestó que fueron 5.500, siendo noviembre y diciembre los meses que mayor número de llamadas registraron, mientras que los meses en los que se recibieron menos llamadas fueron marzo y julio.

   Por último, Angelina Martínez habló del porcentaje de llamadas que no derivaron en actuaciones, y que en el 2007 fue del 20 por ciento del total recibidas, "porque o bien son las denominadas 'ruido', fruto de la marcación por equivocación realizada desde un móvil, o llamadas que desde el punto de vista técnico se denominan 'huecas'", concluyó.