23 de abril de 2019
9 de enero de 2008

Unas 29.000 personas se beneficiarán de ayudas a pensiones no contributivas y para FAS y LISMI desde el día 28 de enero

TOLEDO, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unas 29.000 personas se beneficiarán de ayudas complementarias a las pensiones no contributivas y a las que se cobran del Fondo de Asistencia Social (FAS) y las establecidas en la Ley de Integración Social para Personas con Discapacidad (LISMI) a partir del día 28 de enero, fecha en la que entrarán en vigor los dos decretos aprobados esta semana por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

Así lo indicó hoy, en rueda de prensa, el consejero de Bienestar Social, Tomás Mañas, quien señaló que estas ayudas a las pensiones más bajas de la región --similar a la que benefició a las pensiones de viudedad-- supondrá una inversión de unos 18.500.000 euros para el Ejecutivo regional.

El decreto de ayudas a favor de los pensionistas de jubilación e invalidez en la modalidad no contributiva beneficiará a unas 25.000 personas, que recibirán una ayuda de 650 euros al año, lo que supondrán un incremento del 15 por ciento del total anual de su pensión, en dos pagas en el segundo y el cuarto cuatrimestre del año.

El segundo decreto, para los actualmente 4.000 beneficiarios que existen en la Comunidad Autónoma del FAS y la LISMI, recoge ayudas de 400 euros anuales, que se entregarán también en el segundo y el cuarto trimestre del año.

Ambas ayudas entrarán en vigor el 28 de enero y para que los ciudadanos afectados tengan conocimiento de ellas, la propia Consejería enviará a sus domicilios las instancias para que las rellenen y se pueda proceder al pago en el segundo trimestre del año.

PENSIONES DE VIUDEDAD.

En este punto, el consejero de Bienestar Social señaló que durante 2007 un total de 46.034 personas se beneficiaron de las ayudas a las pensiones de viudedad más bajas, de los entre 90.000 y 91.000 potenciales beneficiarios.

Además, según avanzó el titular de la Consejería, estas últimas pensiones se incrementarán durante 2008, de tal forma que los afectados pasarán de cobrar 7.200 euros como tope máximo a cobrar 7.600 euros.

NUEVO CAI EN TOLEDO.

De otro lado, a preguntas de los medios, Mañas señaló que el Ayuntamiento de Toledo está ahora elaborando el proyecto del nuevo Centro de Atención a la Infancia (CAI) que recientemente aprobó el pleno municipal y que estará ubicado en el barrio de Santa María de Benquerencia de la capital regional.

Detalló que, una vez finalizado y como ocurre en todos los casos, el centro y su gestión correrá a cargo del Consistorio de Toledo, mientras que la Consejería de pagará una ayuda anual por cada niño del CAI que será de 650 euros anuales sin servicio de comedor y de 1.300 euros al año si se presta este servicio.