29 de marzo de 2020
29 de septiembre de 2008

El alcalde asegura que la exposición de esculturas de 'Sebastián' ha dado "un soplo de aire fresco" a Toledo

TOLEDO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde Emiliano García-Page aseguró hoy que la exposición al aire libre en la ciudad del escultor mejicano Enrique Carbajal, conocido artísticamente como 'Sebastián', ha sido "un soplo de aire fresco" para la vida cultural de Toledo que se recordará durante mucho tiempo y añadió que "muestras como ésta vendrán más" .

García-Page hizo estas afirmaciones durante el acto de clausura de esta exposición -que ha estado visible en distintos puntos de la capital castellano-manchega desde el pasado mes de junio- en la que estuvo presente su autor, Enrique Carbajal, quien dijo tener "una sensación emocionante" por haber podido mostrar su obra "en una ciudad tan profunda y universal como es Toledo".

Según informó en nota de prensa el Ayuntamiento, el alcalde de Toledo aseguró que la exposición de esculturas de Sebastián debe ser la actividad cultural "más amplia y más abarcable" que se haya hecho nunca en la ciudad, debido a su concepto como museo al aire libre, que ha permitido que muchísimas personas la hayan podido disfrutar a diario.

La ciudad de Toledo, añadió García-Page, ha acogido la las esculturas del autor mejicano "con cariño" y "con gratitud", demostrando un escrupuloso respeto a las mismas, ya que ninguna ha sufrido agresiones.

El alcalde dijo ser consciente de que la obra de Sebastián ha provocado diversidad de opiniones que es exactamente el objetivo que se buscaba con esta exposición, con el fin de que durante estos meses Toledo se sintiera "como una ciudad viva, porque durante muchos momentos no lo ha parecido".

"Esta exposición ha demostrado que la ciudad de Toledo no sólo está preparada para el siglo XIII o el siglo XV, sino también para el siglo XXI", afirmó el alcalde, que anunció que el Ayuntamiento ya se encuentra en fase de negociación con el escultor para la adquisición de dos o tres de sus obras para que se queden de manera permanente en la ciudad.

El objetivo es, según apuntó el alcalde, que el Consistorio toledano adquiera todos los años de manera progresiva diferentes obras escultóricas para embellecer la ciudad y que "a la vuelta de unos cinco años" haya dado un cambio en su imagen cultural.