13 de diciembre de 2019
25 de junio de 2009

La alcaldesa de Albacete anuncia la creación de una mesa de trabajo para abordar la solución al 'botellón'

ALBACETE, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver, anunció hoy la convocatoria, "con carácter urgente", de una mesa de trabajo "amplia", que cuente con todos los colectivos implicados, para abordar la problemática del 'botellón' en la capital, y anunció que "asumiré lo que salga de ella".

Un anuncio que realizó Oliver en el Pleno Municipal celebrado hoy, en el que los ediles debatieron una moción presentada por el PP -la cuarta que presentan sobre el mismo asunto- pidiendo que se constituyera un grupo de trabajo o una comisión, con todas las partes implicadas, encaminado a elaborar una Ordenanza Municipal que ataje el botellón.

El concejal del PP Juan Marcos Molina defendió que "el objetivo de esta moción, y que para nosotros es irrenunciable, es que se elabore una Ordenanza", alegando que se ha demostrado que las distintas ordenanzas municipales sobre el ruido y la limpieza, que contienen algunas medidas concretas, "son insuficientes".

Tanto el Grupo Socialista como el Grupo de IU presentaron una propuesta transaccional, en el mismo sentido, para que se constituya una mesa de trabajo pero que no deba ir encaminada obligatoriamente a la elaboración de una moción, sino que se tomen las decisiones oportunas después del amplio debate que se genere.

Transaccionales rechazadas por el Grupo Popular, lo que, para el portavoz socialista, Antonio Martínez, ha sido una decisión equivocada porque "si lo que pretendía el PP era regular, lo que tenía que haber hecho era aceptar alguna de las transaccionales".

En ese sentido, para Martínez lo ideal sería "provocar un Gran Pacto de Convivencia Vecinal, porque lo demás está regulado". Respecto a la posibilidad de establecer prohibiciones de consumo de alcohol en la calle, el portavoz socialista opinó que, en las ciudades donde se ha hecho, se ha acabado incumpliendo.

Para la portavoz de IU, Rosario Gualda, que reconoció que el del 'botellón' es un problema que los "responsables debemos abordarlo", manifestó que la postura de su Grupo Municipal es la de "estudiar todas las opciones y, agotadas todas las posibilidades, regularlo".

Ante el rechazo de su moción, el concejal 'popular' anunció que "si el PP gana las elecciones municipales, el en primer año del próximo mandato aprobaremos una Ordenanza contra el botellón".

Cuando el debate de este punto finalizó, Carmen Oliver, además de ofrecer el resultado de las votaciones, que es lo que corresponde según la normativa, tomó la palabra para anunciar que "la alcaldesa sí va a convocar esta mesa amplia y asumirá lo que salga de ella". Una convocatoria que va a realizar "con carácter urgente", apuntó.

Este anuncio fue criticado por los concejales 'populares', que alegaron que la alcaldesa, con su posición, en la que ha tomado una decisión de forma paralela al debate celebrado en el Pleno, "ha desvirtuado el cierre de las mociones y no ha velado por la igualdad de oportunidades entre los grupos".