1 de junio de 2020
18 de diciembre de 2008

ASAJA califica de "catastrófico" el 2008 y cifra las pérdidas del sector agrario en C-LM en 1.000 millones de euros

Pone todas las miradas en la comercialización y apunta para ello a la modificación de la ley de cooperativas

TOLEDO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

ASAJA Castilla-La Mancha ha hecho un año más un balance negativo del ejercicio que termina, esta vez calificado de "catastrófico", tal y como demuestran las pérdidas de casi 1.000 millones de euros registradas este 2008, y que podrían haberse duplicado si no hubiera sido por los 973 millones de euros que los agricultores de la región percibieron en concepto de fondos europeos.

Así lo confirmó en rueda de prensa el secretario regional, José María Fresneda, que acompañado de los presidentes provinciales y del presidente regional, Fernando Villena, pidió un mayor intervencionismo del Estado para un sector que en la región aglutina a 16.000 empresarios, crea 64.000 puestos de trabajo fijo y 30.000 temporales.

A juicio de Fresneda, la crisis estructural que vive el sector, un contexto internacional desfavorable y el desamparo de las Administraciones han provocado que este año los cereales tuvieran 431 millones de pérdidas; 35 millones el olivar; y 537 millones de euros la ganadería, tendencia que según añadió siguen todos los sectores. "Y si siguen las pérdidas a nivel nacional y regional habrá por lógica movilizaciones hasta ahora desconocidas", advirtió.

ASAJA "exime a los agricultores de las irregularidades que hayan podido cometer, porque si realmente hubiese un Estado de Derecho no se habrían registrado más de 10.000 denuncias por los pozos alegales, o por la contratación de trabajadores", afirmó Fresneda, que insistió en la necesidad de un Gobierno "fuerte y contundente", y que éste destine más atención al campo.

Por ello, el secretario regional de ASAJA manifestó que el Gobierno central ha articulado el Fondo Estatal de Inversión Local para inyectar dinero a los ayuntamientos, "pero quien pisará esas calles y aceras, jugará en los parque y beberá en sus fuentes arregladas, son los agricultores, que son los que habitan y dan vida a estos pueblos", añadió.

En el balance, habló también de las reformas promovidas por Europa que afectan al sector agrario, y comenzó con la Política Agraria Común (PAC), sobre la que dijo que es contradictorio que la Comisión reconozca el caracter estratégico de la agricultura, y al mismo tiempo recorte significativamente los apoyos.

Respecto a la otra reforma en marcha, la de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino, Fresneda dijo que "queremos acabar con el discurso de que ha sido negativa, porque en el primer borrador había cero", destacando el trabajo desarrollado por su organización en la consecución del documento final.

LEY DE COOPERATIVAS

Por ello, ASAJA pone toda la miradas en la comercialización para tratar de cambiar esta situación, hasta el punto de que el secretario regional afirmó que si es necesario modificar la ley de las cooperativas para que de este modo se pueda garantizar la renta de los agricultores, "que se haga".

Sobre los puntos que debe contemplar esa modificación de la ley de cooperativas, la organización agraria propone ante todo que se tenga en cuenta al agricultor profesional, y que se realice un doble etiquetado para que éste sepa que lo que le van a pagar está por encima de los costes de producción, "porque a veces los gestores de las cooperativas especulan para poder salir adelante".

Entre las soluciones, Fresneda propuso también la elaboración de un registro definitivo de las explotaciones ganaderas y agrarias que hay en la región para agilizar la tramitación de las ayudas, y otro con las cifras, sector por sector, para demandar un plan de rescate.

"SANDWICH"

De otro lado, el presidente regional de ASAJA apuntó que la situación actual de la agricultura es "como un sándwich, porque nos aprietan los tornillos los de abajo y los de arriba" algo que provoca que el futuro de la agricultura en Castilla-La Mancha se vea con "incertidumbre y cierta amenaza".

Han subido los costes de producción por encima de los beneficios obtenidos por los agricultores, dijo Villena, quien incidió en la necesidad de articular un cambio profundo en la manera de comercializar, "porque por debajo del precio del mercado no se debe jugar".

"No todo los años puede haber quejas", defendió el presidente de ASAJA en Castilla-La Mancha, que se mostró partidario de promocionar y ayudar a las empresas que tengan vocación de mercado.