22 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

ASAJA vierte 320 litros de leche en la Plaza de Zocodover de Toledo en protesta por la bajada de los precios

TOLEDO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 30 ganaderos pertenecientes a la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Castilla-La Mancha, vertieron hoy en la plaza de Zocodover de Toledo 320 litros de leche para protestar por la bajada de los precios de los productos que venden frente a la subida de los costes de producción.

Según explicó el vicepresidente de ASAJA en Castilla-La Mancha, Florencio Rodríguez, en declaraciones a los medios, actualmente el precio que una industria paga por un kilo de cordero es de 2,71 euros, mientras que hace dos años era más del doble, al igual que la leche cuyos precios estaban por encima del euro y hoy están por debajo. "Hoy por hoy no se pueden tener precios como los de hace veinticinco años", afirmó.

Con estos precios, según comentó Rodríguez, la renta de los ganaderos está disminuyendo de una forma "brutal", y éstos están muriendo de "asfixia" por la reconversión que se está haciendo en el sector "en el que todo el mundo está en silencio, desde los responsables políticos hasta las industrias que presionan a la baja para que los precios en el mercado sean irrisorios", aseveró.

En este sentido, el vicepresidente de ASAJA declaró que se necesita una ley de márgenes donde el reparto de los beneficios llegue al sector ganadero y se ponga un principio de racionalidad en las operaciones comerciales. "Si la industria no se sienta a acordar de forma consensuada los precios a través de acuerdos intersectoriales e interprofesionales tenemos que abrir una guerra contundente posicionándonos en los temas de las industrias lácticas y las cárnicas", apostilló.

Finalmente, Rodríguez aseguró que con las acciones llevadas a cabo en el día de hoy empiezan una serie de actuaciones por las que no se descarta ningún tipo de protesta. En esta misma línea, el presidente de un grupo lechero de Carrión de Calatrava, José Luis Pérez, manifestó que "o se ponen soluciones o verán las ovejas por las autovías y las carreteras porque no podemos hacer frente a los costes de producción".