30 de marzo de 2020
30 de septiembre de 2008

El Ayuntamiento de Azuqueca de Henares (Guadalajara) amplía los servicios municipales dirigidos a adolescentes

GUADALAJARA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara), Pablo Bellido, firmó hoy sendos convenios con las asociaciones Vasija y TSIS para la prestación de servicios dirigidos a los adolescentes, de tal manera que en los primeros días de octubre, entrará en funcionamiento el Centro de Día de Familias y se pondrá en marcha un Plan de Inserción Social.

"En nuestros Servicios Sociales, contamos con un equipo de apoyo a familias y a partir de ahora damos un paso más con la inminente puesta en marcha del Centro de Día de Familias y con el relanzamiento de un Plan de Integración Social de Educación de Calle y Mediación Socio-laboral para jóvenes", explicó el primer edil tras la firma de los convenios, según informó en nota de prensa el Ayuntamiento.

En los dos casos, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha subvenciona los convenios con una aportación del 80 por ciento y la vigencia se extiende desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre.

Para la puesta en funcionamiento del Centro de Día, el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento y TSIS asciende a 58.951 euros. "Desde los Servicios Sociales, se valorará cada caso de manera individualizada y se determinará su derivación a este Centro de Día, que ofrecerá terapias y talleres para adolescentes con algún tipo de problema y también para sus familias", señaló la concejala de Servicios Sociales, María José Naranjo.

Este servicio estará ubicado en un local del Bulevar de las Acacias y TSIS aportará para su funcionamiento un equipo de profesionales integrado por un psicólogo y tres educadores de calle.

El segundo convenio firmado hoy permitirá que la asociación Vasija desarrolle la séptima edición del Plan de Integración Social cuyo objetivo es prevenir situaciones de marginalidad y exclusión social. "Como novedad, este año vamos a desarrollar una parte intercultural y se va a trabajar en nuevos horarios, los viernes y los sábados, en las horas en las que los adolescentes salen a la calle y pueden tener contacto con hábitos poco saludables", detalló Naranjo, quien añadió que el equipo de profesionales estará integrado por un mediador sociolaboral y tres educadores de calle. En este caso, la aportación económica asciende a 28.000 euros.