24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 6 de abril de 2014

    Formarán a arqueólogos que rehabilitarán el Cerro del Socorro

    Formarán a arqueólogos que rehabilitarán el Cerro del Socorro
    EUROPA PRESS

    CUENCA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El Ayuntamiento de Cuenca y la empresa Ares Arqueología van a acometer un proyecto de colaboración que permitirá dar formación a arqueólogos, a los que se les ofrecerá la posibilidad de participar en la rehabilitación del conjunto de fortificaciones del Cerro del Socorro de la ciudad, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

       Así lo ha detallado a Europa Press la concejala de Turismo, Nieves Mohorte, que ha explicado que el proyecto se llevará a cabo este verano, a través de la realización de un curso que, además de las horas lectivas académicas, permitirá en la parte práctica iniciar la rehabilitación de este entorno, que en los últimos meses ha sido objeto de pintadas fascistas y otras agresiones.

       Mohorte ha señalado que aunque la rehabilitación del proyecto empezó a gestarse "aproximadamente a finales del 2012", no será hasta este verano cuando comience su ejecución. La concejala ha admitido que las pintadas "han acelerado el proyecto", recordando que al tratarse de un BIC no se podía abordar ese problema como se está haciendo en otras zonas de la ciudad.

       "Había que hacerlo de otra manera", ha reseñado, convencida de que este verano "se pondrá a punto" la zona gracias a este proyecto que pretende no solo la preservación patrimonial, dotando a la ciudad de un punto más de interés turístico, sino también destacar el hecho de que por esa zona pasa el GR-66, un Sendero de Gran Recorrido que atraviesa el país desde Aragón hasta Andalucía, que supone un "motivo más" para actuar en este entorno.

       En dibujos, planos y fotos antiguas se ve una ermita en la cima del Cerro del Socorro, sobre la que durante la Guerra Civil Española se construyó un sistema de fortificaciones, la mayor de las cuales se terminó rellenando de tierra para emplearla como plataforma del monumento al Sagrado Corazón de Jesús en los años 50.

    HISTORIA DEL ENCLAVE

       Durante la Guerra Civil Española, concretamente en 1936, se construyó un sistema de fortificaciones sobre la ermita que coronaba el Cerro Socorro, consistente en un sistema de blocao y reducto con parapetos de fusileras a intervalos de menos de dos metros.

       La mayor de las fortificaciones de la cima del Cerro del Socorro se termina rellenando de tierra para emplearla como plataforma del monumento al Sagrado Corazón de Jesús, erigido en los años 50.

       Todavía se conserva a un kilómetro un blocao al que apenas le falta el techo, y en la edificación aparecen inscripciones grabadas en las paredes por sus constructores, como 'CNT' o '1936'. Este es precisamente el edificio que ha sido víctima de las pintadas, vertido de basuras y hogueras.

       Para los arqueólogos de Ares, esta muestra "se trata de la huella material del esfuerzo defensivo de la capital de la provincia al comienzo de la Guerra Civil y un ejemplo de fortificación de concepción poliorcética anterior al uso convencional de la aviación y al bombardeo sistemático de posiciones enemigas".

       Añaden además que la ermita que aquí se ubicaba "fue uno de los hitos del Paisaje religioso de la ciudad y el monumento del Sagrado Corazón lo es en la actualidad".