14 de julio de 2020
3 de junio de 2009

El Ayuntamiento de Guadalajara pretende acabar con las palomas utilizando "palomos ladrones"

GUADALAJARA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Guadalajara, Lorenzo Robisco, anunció hoy la puesta en marcha de una campaña para "diezmar" el número de palomas que anidan en la capital alcarreña, por medio del uso de "palomos ladrones".

Según señaló Robisco en rueda de prensa, el Ayuntamiento ha contratado con la empresa Rukuba para que en los próximos tres meses continúe la labor comenzada el año pasado con el objetivo de "poner fin a los problemas que provocan las palomas en muchos edificios de la ciudad".

David Borjabad, representante de la empresa contratada, adelantó que el método que se va a usar para acabar con las palomas consiste en la ubicación de jaulas en diferentes partes de Guadalajara (calle Mayor, Fuerte de San Francisco, Bejanque o La Concordia) para "atrapar" en ellas a las aves.

Según explicó Borjabad, para hacer llegar a las palomas hasta esas jaulas se van a utilizar "palomos ladrones" que "atraen a las hembras hasta el habitáculo cuando están en celo".

Las jaulas están preparadas para albergar entre cincuenta y cien palomas que se podrán alimentar convenientemente en ellas hasta que se llenen. Después, las aves, según dijo el representante de Rukuba, "se utilizarán para sueltas en festejos populares o irán destinadas a los centros de recuperación de rapaces".

Lorenzo Robisco indicó que en la campaña llevada a cabo en el año pasado se capturaron alrededor de 1.500 palomas y dijo que actualmente se calcula en 4.000 las palomas que anidan en el centro de la capital alcarreña "perjudicando con sus excrementos los canalones y estropeando los tejados con su nidos".

Según aseguró Robisco, en caso de que la campaña no tenga éxito, es probable que se decida actuar con otros métodos "más expeditivos" relacionados con técnicas de esterilización.