11 de diciembre de 2019
17 de noviembre de 2019

Los bancos de alimentos de C-LM buscan voluntarios para la Gran Recogida del 22 y 23 de noviembre

Defiende que la economía "no va bien" como demuestra el hecho de que el número de personas desfavorecidas ha vuelto a aumentar

Los bancos de alimentos de C-LM buscan voluntarios para la Gran Recogida del 22 y 23 de noviembre
Imagen de una campaña de "Recogida de Alimentos" en un supermercado Eroski. - EROSKI - ARCHIVO

TOLEDO, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cinco bancos de alimentos de Castilla-La Mancha afrontan la Gran Recogida 2019, que en la región se celebrará los días 22 y 23 de noviembre, con ilusión y con la esperanza de superar los kilos recogidos el año pasado. Además, han hecho un llamamiento a los castellanomanchegos "de buen corazón y solidarios" para colaborar como voluntarios en esta "gran fiesta de la solidaridad" animando a la gente a hacer sus donaciones.

Así lo ha expresado el presidente de la Federación Regional del Banco de Alimentos de Castilla-La Mancha y presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real, Segundo Alcázar, en declaraciones a Europa Press, quien ha explicado que, como otros años, los voluntarios estarán en los puntos de donación que habrá habilitados en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación de Castilla-La Mancha.

"Precisamos de muchos voluntarios para alcanzar los kilos necesarios para cubrir estas navidades y conseguir que las personas más necesitadas recuperen un poco de dignidad esta Navidad", ha enfatizado Alcázar, quien ha indicado que, por ejemplo, en la provincia de Ciudad Real se necesitarían unos 600 voluntarios, una cifra que podría extrapolarse al resto de provincias de Castilla-La Mancha, ha apuntado.

Los bancos de alimentos de Castilla-La Mancha ya han comenzado los preparativos para la Gran Recogida 2019 y afrontan esta campaña con "mucho optimismo", ha afirmado el presidente de la Federación Regional, quien ha recordado que en la región son miles las personas más desfavorecidas las que reciben los productos recogidos a través de las entidades benéficas con las que trabajan los bancos de alimentos.

Alcázar, que ha confiado en que la recogida de este año sea un 25 por ciento mayor que la de 2018, ha pedido aceite, azúcar, leche, papillas para bebés, harina, legumbres, conservas, pañales y productos de higiene personal, entre otros, porque "la persona que no tiene dinero para comprar un kilo de arroz tampoco lo tiene para comprar un gel", ha advertido.

Asimismo, ha señalado que la economía no va bien y eso se ve, según ha dicho, en que el número de personas desfavorecidas ha vuelto a aumentar. Ha explicado, igualmente, que son las asociaciones con las que trabajan los bancos de alimentos las encargados de repartir los alimentos a los ciudadanos en colaboración con los servicios sociales municipales.

Finalmente, el presidente de la Federación Regional del Banco de Alimentos ha aprovechado también para advertir de que la ayuda que reciben por parte de las instituciones no es suficiente y ha pedido donativos a los castellanomanchegos para ayudar a sufragar los gastos de mantenimiento de estas ONG "para poder seguir con esta labor solidaria".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Castilla-La Mancha