20 de julio de 2019
  • Viernes, 19 de Julio
  • 19 de abril de 2010

    Barreda afirma que el problema ha surgido tras "plegarse" Cospedal a los "planteamientos" de Valcárcel

    El presidente regional reitera que su deseo de que el texto se apruebe en el Congreso con los votos del PP

    TOLEDO, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, afirmó hoy que el problema en torno al Estatuto regional de Autonomía, que continúa el miércoles su tramitación en el Congreso de los Diputados, ha surgido tras "plegarse" la secretaria general del PP y presidenta regional de partido, María Dolores de Cospedal, a los "planteamientos" del presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel. No obstante, reiteró su deseo de que el texto se apruebe con los votos del PP al considerar que sacarlo adelante sólo con el apoyo de los grupos nacionalistas "no tendría sentido políticamente", al tiempo que señaló que las "contradicciones" en el PP empezaron a aflorar tras el Congreso de Valencia.

    En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, el presidente de la Junta se refirió a la reunión de la Comisión Constitucional en el Congreso este miércoles para abordar la reforma estatutaria de Castilla-La Mancha, dos semanas después de que se aprobara el informe de la ponencia con los votos a favor del PSOE y de CiU y la abstención del PP.

    "Extrañamente --agregó-- el Partido Popular con quien aprobamos el Estatuto en las Cortes de Castilla-La Mancha, ahora no lo apoya, pero yo quiero que el Estatuto se apruebe, no con los votos de CiU porque políticamente no tiene sentido, sino que en el Congreso lo apruebe la misma mayoría con la que se aprobó en las Cortes regionales", esto es, con la unanimidad del PP y PSOE.

    En este sentido, Barreda afirmó que "quien ha cambiado" su postura ha sido la presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal. "Cuando se aprobó el Estatuto en las Cortes regionales no era la secretaria general del PP, fue después, tras el Congreso de Valencia, cuando empezaron a aflorar las contradicciones como presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general del partido", aseguró.

    En este sentido, preguntado por las diferencias territoriales que ha generado este tema en los dos principales partidos, Barreda señaló que "la realidad es que el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ha apoyado la propuesta de reforma de los socialistas castellano-manchegos, lo hizo en la ponencia, y con el compromiso de hacerlo en la Comisión Constitucional este miércoles".

    PLANTEAMIENTO "SUPRAIDEOLÓGICO"

    "Yo ya sé que este tema genera tensiones territoriales, porque este es un planteamiento supraideológico, en el que afloran contradicciones que tienen más que ver con los intereses territoriales que con otras cosas, y eso afecta al PP y al PSOE, pero nosotros lo hemos resuelto, y esperaba que Cospedal también lo pudiera resolver, pero el problema ha surgido cuando Cospedal, que apoyó la reforma en las Cortes, ahora se ha plegado a los planteamientos de Valcárcel", afirmó

    En este sentido, se refirió a sus declaraciones en el Congreso al inicio de la tramitación del texto en las que aseguró que "si finalmente lo que se fuera a aprobar no defendía suficientemente los intereses de Castilla-La Mancha, prefería retirarlo". "Modificar comas lo pueden hacer, pero si se devaluaran excesivamente nuestros planteamientos, antes de ser aprobado quiero que se retire y hoy lo mantengo", agregó.

    En este contexto, preguntado por el futuro del trasvase Tajo-Segura, Barreda afirmó que "cuando se apliquen las directrices de la UE sobre cantidad y calidad de las agua en los ríos, muchas cosas van a cambiar". "Los planteamientos ahora son otros, y me parece aberrante que el Tajo lleve agua al Mediterráneo cuando desemboca en el Atlántico y que, en ocasiones, transcurra más agua por el cauce artificial que por el natural", señaló.

    Por último, el presidente de la Junta apuntó que las comunidades del Levante "tienen una alternativa de la que Castilla-La Mancha carece" para obtener agua, esto es, la desalación, un sistema que, según dijo, "cada vez es más eficiente". "Ellos pueden echar mano de la desalación y nosotros no", concluyó.