10 de diciembre de 2019
11 de febrero de 2010

Barreda anuncia mejoras en la Ley de Cooperativas para favorecer su competitividad en los mercados

CIUDAD REAL, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, anunció esta semana en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) que su Gobierno va a reformar la Ley de Cooperativas para facilitar la gestión a las empresas de economía social de la región y favorecer su competitividad en los mercados.

El presidente daba a conocer estas novedades durante la reunión que mantuvo con el consejo rector de la Cooperativa Oleo Vinícola Campo de Calatrava, constituida en 2003 tras la fusión de dos sociedades bolañegas dedicadas a la producción de aceite y vino respectivamente, San Isidro y Virgen del Monte. La cooperativa resultante cuenta en la actualidad con ochocientos asociados.

Barreda aprovechó la reunión, en la que estuvo el alcalde, Eduardo del Valle, para elogiar el espíritu de los cooperativistas y señaló que su Gobierno está a su lado para ayudarles a superar la situación actual. En este sentido, apuntó que el Ejecutivo regional destinará este año casi trece millones de euros a subvenciones para las empresas de economía social.

Por su parte, el presidente de la cooperativa, Julián Almansa, habló en nombre del consejo rector para agradecer la visita del primer mandatario de la región en un momento tan "complicado" como el actual, ya que, a las dificultades que están teniendo para vender el vino, se han unido los daños provocados por las lluvias y las inundaciones de las últimas semanas, que han reducido a la mitad la cosecha prevista de aceituna.

Barreda se comprometió a seguir de forma muy estrecha la evolución y los problemas que está atravesando nuestro sector agropecuario, tanto de forma directa con reuniones como la celebrada en Bolaños como a través de las cinco mesas de diálogo que el Gobierno regional y las organizaciones agrarias constituyeron el pasado mes de noviembre para tratar de los precios y costes de producción, la financiación y la fiscalidad, el futuro de la Política Agraria Comunitaria más allá del 2013, las energías renovables y el cambio climático y su incidencia en el sector agrario y, por último, las cuestiones específicas de la industria agroalimentaria.