19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 24 de enero de 2009

    Barreda mantiene que los emprendedores cuentan con el respaldo de la sociedad, porque son generadores de riqueza

    TOLEDO, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha afirmado que los emprendedores de la región deben saber que cuentan con el respaldo del conjunto de la sociedad ya que su esfuerzo contribuye a la creación de riqueza y de puestos de trabajo en nuestra tierra.

    Barreda hacía esta reflexión en el transcurso de una visita al hotel rural "El Lagar", en La Solana (Ciudad Real), la primera infraestructura de estas características que se ha creado en esta localidad, según informó en nota de prensa el Gobierno regional.

    De igual modo, el presidente destacó el hecho de que sea una mujer castellano-manchega, joven y preparada, Jezabel Arroyo, la que esté al frente de este negocio familiar, símbolo del progreso que está experimentando nuestra tierra.

    El hotel rural "El Lagar" se edificó sobre una antigua bodega respetando elementos de la arquitectura popular manchega. Cuenta con veintiuna plazas distribuidas en nueve habitaciones dobles y tres individuales y con un restaurante con capacidad para medio centenar de comensales.

    VISITA RESIDENCIA

    A continuación, Barreda se trasladó a la Residencia Nuestra Señora de Peñarroya, donde se interesó por las obras de reforma que se han ejecutado.

    Acompañado del consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, el presidente departió con usuarios y cuidadores e insistió en que para su Gobierno una de las prioridades es garantizar la atención a los más necesitados, en este caso a los ancianos, a los que las generaciones posteriores debemos agradecer la calidad de vida de la que hoy disfrutamos.

    Por último, el presidente agradeció la labor que realizan los trabajadores de este servicio dado que va más allá de lo estrictamente técnico y requiere de grandes dosis de humanidad.

    En esta visita también participaron el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano; el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, y el alcalde de La Solana, Diego García-Abadillo.