24 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

Cañizares agradece en una Carta Pastoral el trabajo de las Cofradías en la Archidiócesis de Toledo y pide revitalización

TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS)

El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, en la Carta Pastoral 'Las Cofradías en la Archidiócesis de Toledo', agradeció hoy la aportación de las Cofradías a la vida de la Iglesia y les pidió un esfuerzo para "una fuerte revitalización".

En este sentido, Cañizares se refirió a algunas "decisiones necesarias, por dolorosas que sean", que se han tomado en los últimos días "para el bien de las cofradías toledanas de Semana Santa, para salvaguardar el derecho y no introducir arbitrariedad en la vida cofrade de la ciudad de Toledo". Por eso, recordó que "es a la Iglesia a quien corresponde organizarse en su vida interna y conforme a sus principios y normas".

En la Carta, Cañizares animó y alentó a las Cofradías a proseguir el camino "con la mirada puesta en Jesucristo, sin retiraros". Afirmó en su escrito que el mero hecho de escribirlo "ya indica lo que valoro y quiero a las Hermandades y Cofradías, lo que confío en vosotros, y lo que espero de todos y cada uno". Además, "en todos los lugares donde he ejercido el ministerio episcopal, he estado muy al lado de las Hermandades y Cofradías: porque soy consciente de vuestro papel y misión".

En su pastoral, remitida a la Junta de Cofradías y Hermandades de Toledo --que ayer vio en su reunión este punto--, afirmó el cardenal no "ignorar algunos límites y dificultades surgidos a lo largo del tiempo" en las cofradías y hermandades, pero reiteró su "vivo y sincero reconocimiento", al valor y significado que las Cofradías han representado y representan "con nuevo vigor".

Constató que "es preciso que se revitalicen por una mas honda vida cristiana, por una cada vez más intensa comunión eclesial, y por un renovado compromiso en la acción apostólica y evangelizadora de la Iglesia".

El escrito explica que "las Cofradías han de tener tanta vida ahora o más, y ser tan vivas, tan verdaderas, religiosamente, como lo hayan podido ser en los mejores tiempos. Los tiempos que ahora vivimos exigen una revitalización fuerte de estas asociaciones para que, cargadas de vida cristiana, en medio de su sencillez, puedan ofrecer un rostro vivo del Evangelio de Jesucristo y de la fe en Él". Insertas en la pastoral diocesana

Se refirió asimismo a la necesidad de la formación en la fe, tanto "para todos los cofrades", como "particularmente para los que son los dirigentes, sus Hermanos Mayores o Presidentes". Por ello, dijo, "he decretado que todos los que hayan de ocupar estos puestos de responsabilidad, habrán de seguir unos cursos de formación. No confirmaré a ningún elegido como Presidente o Hermano Mayor de una Hermandad a quien no haya hecho estos cursos".

SUGERENCIAS

Cañizares se refirió asimismo a las cofradías de Semana Santa y aporta algunas sugerencias para su celebración. Destacó que "la Semana Santa, en general, se ha desdibujado, se ha secularizado", y "las mismas procesiones que tanto auge están tomando en todas las partes no siempre son signo de una religiosidad y de una fe, sino expresiones culturales que, por ser vaciadas de su contenido y despojadas de la fe que debería animarlas, se quedan en lo estético".

El Cardenal Primado invitó a "recuperar toda la verdad de la Semana Santa", es decir, el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que se actualiza en las celebraciones litúrgicas. Esto es, añadió, "lo que da sentido a toda la Semana Santa, porque esta es la fe que le da vida, nuestra fe, la fe de la Iglesia".

Recordó por último la normativa diocesana, los Estatutos "marco" para las Hermandades, para las Juntas de Cofradías, para la elección de Hermanos Mayores, y otras directrices ya que "no se trata de poner trabas ni dificultades; no hay ningún recelo, ni se pretende imponer cargas pesadas; todo es llevadero si lo hacemos con buen espíritu: el espíritu de fe y de la Iglesia".