20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 25 de mayo de 2008

    El cardenal arzobispo de Toledo confía en "que nunca más golpee el terrorismo en ninguna parte de España ni del mundo"

    Pide "sabiduría, prudencia y decisión al Estado y la sociedad" a la hora de legislar para defender al matrimonio y la familia

    TOLEDO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El cardenal arzobispo de Toledo, monseñor Antonio Cañizares, confió hoy en "que nunca más golpee el terrorismo en ninguna parte de España ni del mundo", y pidió a Jesucristo que nos libre "de todo odio, de todo terrorismo t de todas las destrucciones humanas".

    Durante su tradicional alocución por el Corpus --que esta vez se celebró en la Catedral Primada, al término de la procesión, debido a la presencia de la lluvia durante el recorrido procesional--, abogó por "que cesen tantas formas de creciente violencia, que se apaguen tantos focos de tensión, que se consolide la voluntad de buscar soluciones, que se alienten iniciativas de diálogo y reconciliación".

    Consideró necesario que se asuma "que la única vía para construir la paz es huir horrorizados del mal" y contribuir a la edificación "de un futuro de justicia, solidaridad y paz para cada nación", esa "paz tan rota y amenazada hoy en tantos lugares del mundo", subrayó.

    Demandó que "se respete la vida del hombre desde el principio de su ser hasta su muerte natural, que no se le manipule ni instrumentalice para otras causas" y que la ciencia esté al servicio del hombre y no al revés.

    De otro lado, pidió "por nuestras gentes", para "que no sucumban al laicismo, ni a los criterios morales a los que no podemos renunciar si queremos aportar algo valioso al resto de las naciones". En este sentido, monseñor Antonio Cañizares instó a "que se fortalezca la fe y el testimonio de todos los fieles en todas las partes y de forma especial en España".

    "No da lo mismo creer que no creer para el futuro", advirtió el cardenal, quien apuntó que "si creyésemos más hondamente, nos acercaríamos sin duda más al hombre, sea cual fuere su condición".

    LEGISLACIÓN FAVORABLE.

    Por otra parte, el cardenal arzobispo de Toledo se refirió a las familias "en esta hora difícil" que atraviesan debido a los "grandes ataques" de los que es objeto la institución, instando a que "nadie arrebate y usurpe la labor educadora de las familias" y a que "se respete el derecho que tienen a elegir la formación religiosa y moral y que este derecho no tenga ninguna cortapisa".

    Solicitó que, por respetar este derecho, "no se les imponga una formación moral que ellos no han elegido" ni leyes que vayan en este sentido, y demandó, por ello, "luz, sabiduría, prudencia y decisión al Estado y la sociedad", y a todos los poderes, "para defender al matrimonio y la familia", legislando en favor de ella.

    Finalmente, monseñor Antonio Cañizares pidió por China, por la situación que está atravesando y, tal y como ha expresado el Papa Benedicto XVI, demandó que "oremos por aquel país, por aquellos cristianos y aquella iglesia que está sufriendo".

    Tras la alocución, el cardenal impartió la bendición a los fieles y creyentes congregados en la Catedral Primada, un símbolo que también se realiza tradicionalmente en la parada preceptiva que la Custodia de Arfe hace a su paso por la Plaza de Zocodover, y que, debido a la lluvia, se llevó a cabo en el Templo Primado, desde donde monseñor Cañizares agradeció a todos los ciudadanos su constancia y presencia durante el recorrido procesional.