22 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

Cáritas Toledo denuncia que las administraciones están mermando su apoyo al Tercer Sector y vaticina "recortes"

TOLEDO, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Cáritas Toledo, Javier García-Cabañas, ha lamentado que el apoyo económico de las administraciones "no está siendo tan sobresaliente" como la actual situación de crisis precisa, pues están mermando su respaldo tanto a las personas que lo necesitan como a las organizaciones sociales que las atienden. "La previsión es que haya recortes en el presupuesto para el Tercer Sector en general".

De este modo se ha pronunciado García-Cabañas durante la inauguración en Toledo de un alojamiento de urgencia para familias en situación extrema de vulnerabilidad, donde a preguntas de los medios ha criticado que el Ingreso Mínimo Vital del Ejecutivo central "no llega como debería, se gestiona de manera muy lenta y en muchos casos no se está resolviendo".

"Hicimos a través de Cáritas un muestreo de familias que habían solicitado el IMV y solo habían respondido favorablamente a un 15 por ciento, teníamos un 47 por ciento a la espera de respuesta y a un 30 por ciento con respuesta desfavorable", ha lamentado.

Y es que el también presidente de Cáritas Castilla-La Mancha ha alertado de la situación de "vacío" que en materia de prestaciones sociales se da en la región, pues al retraso del IMV se suma la eliminación del Ingreso Mínimo de Solidaridad del Ejecutivo regional.

"La previsión es que haya un recorte en el presupuesto para el Tercer Sector en general, y en concreto en Cáritas ya lo hemos experimentado", ha dicho García-Cabañas, que ha añadido que la organización diocesana ha concurrido al plan regional de intervención social y está a la espera del Fondo Social Europeo que previsiblemente también "vendrá con recortes", ha alertado.

"Es un momento muy delicado y estamos experimentando que la administración no da mucha esperanza en cuanto a apoyo económico o este no es tan sobresaliente como debiera de serlo en este momento", ha condenado.

No obstante, ha destacado que el apoyo de los 600 socios fijos que donan recursos económicos a Cáritas de manera habitual, apoyo que pese al COVID-19 no se ha visto reducido y que supone el 60 por ciento de lo ingresos que maneja la organización. A ello se suman cerca de un millar de donantes temporales que hacen donaciones esporádicas.

En virtud de dichos recursos, el secretario general ha recordado que Cáritas Toledo recaudó unos 300.000 euros entre marzo y junio gracias a la campaña de emergencia que puso en marcha al hilo del COVID-19, unos fondos que les han permitido "salvar muchas de las situaciones derivadas de la crisis sanitaria".

Y es que con esos recursos se habilitaron medidas extraordianarias, como el proyecto 'Deberes en casa', para prestar ayuda escolar a muchas familias que se estaban quedando en la calle, "fruto de la desprotección", o 17 economatos que alimentan de manera "muy digna" a muchas familias necesitadas. Este servicio se presta en 50 parroquias de la provincia y llega a entre 17.000 y 20.000 personas.

Dicho esto, el responsable de Cáritas ha hecho un llamamiento a los donantes para que sigan colaborando, avanzando que de cara a la Navidad lanzarán una nueva campaña para recabar apoyos económicos. "Aunque Dios nos cuida muchísimo y esto es la prueba --ha dicho en alusión a la Casa Zaquero-- , no quiere decir que la administración deje de cumplir con su obligación".

Para leer más