24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 25 de agosto de 2008

    Casi 18.000 personas han iniciado tratamiento en la salas de fisioterapia de atención primaria de la región

    TOLEDO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 17.901 pacientes han iniciado tratamiento de fisioterapia en los centros sanitarios de Atención Primaria dependientes del Gobierno de Castilla-La Mancha entre los meses de enero y junio de este año.

    Así, según informó en nota de prensa la Junta, el 96 por ciento de las personas que han comenzado a recibir terapias fisioterápicas lo han hecho de forma individual mientras que en el caso de 715 pacientes se ha desarrollado en grupos.

    Respecto a las salas de fisioterapia, en los últimos siete años se ha duplicado el número de estos dispositivos, habiendo pasado de las 46 que había en 2001 a las 93 que están en funcionamiento en estos momentos, en 21 de las cuales se atiende a los pacientes en horario de mañana y tarde.

    En la mayoría de los nuevos Centros de Salud que se han ido poniendo en marcha y en aquellos que está previsto construir, se incluye la creación de una sala de fisioterapia a las que se dota de moderno y funcional equipamiento para poder desarrollar los distintos tratamientos pautados por los fisioterapeutas.

    Así, entre otro aparataje, estas salas disponen de andadores, aparatos de ejercicios autopasivos y de tracción, banco de cuadriceps, baño de parafina, bicicleta estática, camillas hidráulicas, escalera con plano indicado, espalderas, rueda de hombro, lámpara de infrarrojos, microondas y onda corta para la realización de terapias con calor, láser y aparatos de ultrasonidos para tratamientos analgésicos, antiinflamatorios y patologías reumáticas.

    Los pacientes acceden a los tratamientos que se ofrecen en las salas de fisioterapia de Atención Primaria tras ser derivados por sus médicos de familia o por un médico rehabilitador, siempre y cuando no requieran de un tratamiento muy instrumentalizado o complejo que implique a las diferentes profesiones del proceso rehabilitador, sino que precisen una recuperación funcional o tratamiento curativo por medios físicos.

    Una vez en la sala, tras realizar una valoración previa y personalizada de cada paciente a partir del diagnóstico médico, el fisioterapeuta diseña un plan terapéutico utilizando para ello los agentes físicos propios y exclusivos de esta disciplina. Según su situación clínica, los pacientes pueden ser tratados de forma individual o bien en grupos terapéuticos.

    Así, el profesional de Fisioterapia planifica, establece y aplica los ejercicios más adecuados para que el paciente recupere su movilidad, independencia y forma física. Además, ayuda a manejar los miembros afectados a la hora de realizar las actividades diarias como vestirse, bañarse o pasear, enseña como evitar lesiones al realizar un trabajo o practicar un deporte, y ofrece las instrucciones a seguir en el domicilio para continuar con el proceso de recuperación.

    Entre las patologías susceptibles de ser tratadas en las unidades de fisioterapia de Atención Primaria se encuentran las algias vertebrales (cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias), procesos traumáticos menores como esguinces, luxaciones, contracturas y tendinitis, patologías respiratorias leves, procesos reumáticos degenerativos como artrosis y hombro doloroso, así como procesos neurológicos menores.