9 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

Piden intervención de Trabajo ante la situación laboral de Ibercacao

TOLEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

   Comisiones Obreras y el comité de empresa de Ibercacao --antigua 'Chocolates Dulcinea' de Quintanar de la Orden, Toledo, perteneciente desde 2009 al grupo Lacasa--, han solicitado la intervención de la Inspección de trabajo ante "la situación a la que están sometidos los miembros del comité y muchos de sus compañeros"

   En su escrito a la Inspección, los miembros del Comité relatan "las constantes presiones, intimidaciones, amenazas y sanciones de las que son objeto por parte de los directivos de la factoría, que también presionan al conjunto de la plantilla para forzar a los trabajadores a aceptar el descuelgue del convenio colectivo provincial del sector (turrones, mazapanes, chocolates y masas fritas), sin atenerse a los procedimientos legales previstos"

   CCOO ha informado en un comunicado que desde la firma del convenio --de cuya mesa de negociación forman parte los directivos de la propia Ibercacao en representación de la patronal del sector--, "la empresa planteó su intención de descolgarse del convenio en materia de salarios y de jornada, entre otras".

   Ante el rechazo de la plantilla y de sus representantes legales, "la gerencia comenzó una campaña de presiones y amenazas tanto a los trabajadores individualmente como, con especial saña, a los miembros del comité".

   "Todos los mandos de la planta, desde el gerente al director de calidad, el jefe de fabricación y hasta el director financiero, pasando por los jefes de turno, incluyen entre sus tareas cotidianas presionar a los trabajadores para tratar de conseguir sus firmas de aceptación de las condiciones de trabajo que quiere imponer la empresa, bajo la amenaza de que si no firman se van a llevar la fabrica o algunas de las líneas de producción a Zaragoza y todos o muchos os vais a quedar en la calle", ha asegurado el sindicato.

   Además, el sindicato añade que el propio dueño de Ibercacao y del grupo Lacasa, Mariano Lacasa, "acudió hace un par de semanas a la planta de Quintanar para presionar al Comité".

   CCOO ha manifestado no va a dejar de asesorar y respaldar al Comité de Empresa de Ibercacao y de defender los derechos tanto del conjunto de la plantilla como de los trabajadores al servicio de Ibercacao vía ETT.

NO DESCARTAN IR A LA FISCALÍA

   CCOO también ha denunciado "ante la Inspección de Trabajo las prácticas antisindicales de Ibercacao". A la espera de la actuación de la Inspección, CCOO "no descarta acudir a la Fiscalía por presunta vulneración de Derechos Fundamentales".

   El sindicato ha indicado que "las amenazas se convierten a menudo en sanciones e incluso en despidos", pues en los dos últimos meses, Ibercacao ha despedido "a 10 personas; a la última, tras publicar en su facebook las amenazas y presiones que estaba sufriendo". CCOO considera "improcedentes, si no nulos, todos estos despidos, que están pendientes de juicio; lo mismo que muchas de las sanciones que está imponiendo la gerencia".

   "La gerencia de Ibercacao reconoce que la situación económica de la empresa es buena y sus perspectivas también, y además declara abiertamente que lo que quiere es aprovechar las posibilidades que les brinde la Reforma Laboral del PP para que sus accionistas ganen más dinero del que ya están ganando y rentabilicen a tope la inversión que les supuso la compra de 'Chocolates Dulcinea' hace cinco año", ha asegurado el sindicato.

JORNADA IRREGULAR

   De otro lado, CCOO denuncia que "la empresa ha renunciado, aparentemente, a su inicial pretensión de reducir los salarios; pero ha impuesto una jornada laboral irregular que ha provocado la presentación de conflicto colectivo por parte de CCOO, que la considera ilegal además de abusiva".

   El sindicato añade que "la empresa pretende también ahora imponer el calendario de vacaciones a cada trabajador, negándoles el derecho de elegir libremente al menos la mitad de los días tal y como establece el Convenio".

   Por su parte, la empresa también ha presentado conflicto colectivo para "tratar de rebajar los mínimos derechos que garantiza el convenio colectivo a los trabajadores de ETT, que en Ibercacao son aproximadamente la mitad del personal", ha asegurado CCOO.