7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 25 de junio de 2009

    CCOO dice que la situación de los juzgados de Puertollano (Ciudad Real) es la "punta del iceberg" de C-LM

    CIUDAD REAL, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El secretario provincial de CC.OO. en Ciudad Real, Felipe Pérez, aseguró hoy que la situación de los juzgados de Puertollano, parte de cuyas instalaciones fueron cerradas esa semana por la Inspección de Trabajo, es sólo la "punta del iceberg" de lo que ocurre en el resto de la región.

    En este sentido, Pérez indicó que el Ministerio de Justicia está siendo "desleal" con el Gobierno regional en el proceso de negociación de las transferencias de estas competencias, ya que está retrasando las obras imprescindibles en los juzgados para que los ejecute y las pague el Ejecutivo autonómico cuando las asuma.

    Pérez, que estimó las obras necesarias costarían entre 60 y 80 millones de euros, consideró que no es de recibo que las obras estén programadas, en muchos casos, pero que no se presupuesten ni se ejecuten, con el consiguiente deterioro de las instalaciones.

    El dirigente sindical avanzó que, en los próximos días, CCOO va a finalizar un estudio a nivel regional para saber cuál el estado de las instalaciones judiciales en la comunidad autónoma, informe que será remitido a la Inspección de Trabajo.

    En toco caso, recordó que las necesidades son suficientemente conocidos, ya que está recogidas en la informe del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (TSJC-M) del pasado año 2008.

    Por su lado, el secretario provincial de la Federación de Servicios al Ciudadano (FSC-CC.OO.), Manuel Morales, respecto a la provincia de Ciudad Real, remarcó el hecho de que muchos juzgados han ampliado su trabajo, con la incorporación de un nuevo juzgado, aunque con las mismas instalaciones.

    Esto, según dijo, está generando problemas para los trabajadores, que, por otro lado, además de hacer su labor en peores condiciones, tienen que aguantar las quejas de los ciudadanos, sin ser ellos los responsables de los problemas.