14 de noviembre de 2019
14 de marzo de 2008

CCOO pide que dimita el alcalde de San Martín de Pusa (Toledo) por "engañar" a trabajadores de la residencia de ancianos

TOLEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras pidió hoy la dimisión del alcalde de San Martín de Pusa (Toledo), Daniel Olmedo, por "coaccionar" y "engañar" a los trabajadores de la residencia de ancianos del municipio, a quienes manifestó su compromiso de pagarles el dinero que se les adeuda desde el mes de diciembre, después de que el Consistorio se hiciese cargo del centro geriátrico tras el desalojo del anterior adjudicatario.

En rueda de prensa, el responsable provincial de CCOO de Residencias de la Tercera Edad, Fernando Puebla, acusó, además, al Ayuntamiento de incumplir el Estatuto del Trabajador y el convenio regional de Residencias de la Tercera Edad, pues no quiere subrogar a los 13 empleados de la residencia, algo que puede hacer "aunque sea una administración pública".

Puebla instó al primer edil de San Martín de Pusa a "dejarse ya de tonterías" y "empezar a cumplir los compromisos que adquirió", en vez de "coaccionar" a los trabajadores a firmar el lunes un contrato si quieren cobrar lo que se les adeuda o, de lo contrario, se les despedirá.

CCOO ha aconsejado a los trabajadores de la residencia que el lunes no firmen ese contrato, a pesar de lo que eso significa, porque ya llevan contratados dos años y no se les puede hacer un nuevo contrato aunque el nuevo gestor tenga caracter local. Además, el sindicato no descarta convocar una huelga indefinida para que el Consistorio ofrezca una solución y cumpla los compromisos adquiridos.

Fernando Puebla señaló que cada uno de los 13 trabajadores de la residencia de ancianos --que viven una situación "insostenible" desde hace meses-- se les deben unos 3.000 euros, aunque señaló que el problema del Consistorio no es tanto de caracter económico como político, ya que Olmedo, de IU, gobierna en el municipio junto al PP y este último partido no siempre apoya las decisiones del alcalde.

El responsable provincial de residencias de la Tercera Edad de CCOO reconoció que el sindicato apoyó inicialmente al Consistorio tras el desalojo de la residencia debido a la falta de atención que el adjudicatario anterior tenía con los 23 residentes y por el impago de sueldos a los trabajadores, pero ahora reclaman que el Ayuntamiento cumpla lo que ofreció a los trabajadores.