20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 13 de abril de 2010

    COAG-A se moviliza hoy ante García Vaquero (Ciudad Real) y Forlasa (Albacete) contra la "asfixia" a los cabreros

    SEVILLA/TOLEDO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    COAG-A ha convocado una movilización para hoy ante las sedes de las dos principales industrias queseras, García Baquero y Forlasa, que acumulan casi el 70 por ciento del volumen de leche de cabra nacional, para protestar por la "asfixia a la que están sometiendo a los cabreros, al pagarles precios que no cubren los costes de producción de la leche".

    Según explicó el responsable de ganadería de COAG-A, Ángel Ruano, a Europa Press, las movilizaciones discurrirán ante la sede de García Vaquero en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), a donde se dirigirán por cercanía previsiblemente los ganaderos de Málaga, Sevilla, Huelva, Cádiz y Jaén, y ante las instalaciones centrales de Forlasa en Villarobledo (Albacete), hasta donde se desplazarán los cabreros de Murcia, Almería y Granada. A dichas convocatorias se prevé además que asistan los ganaderos afectados de Castilla La Mancha.

    COAG-A criticó que en un año los precios que perciben los productores bajaron un 15 por ciento, lo que ha provocado pérdidas de más de 30 millones de euros y una "caída de la rentabilidad de la leche de cabra, que pone en jaque a todo el sector, máxime cuando hay rumores de nuevas bajadas". Además, afirmó que sólo en 2009 desaparecieron un diez por ciento de las explotaciones de caprino andaluzas.

    El secretario de Organización de COAG-A, Eduardo López, explicó que las causas de la "dramática" situación son el incremento de los costes de producción a los cabreros, que han tenido que hacer frente a "inversiones millonarias para modernizar sus explotaciones". "Ahora se encuentran con que las industrias, unilateralmente, y curiosamente de forma simultánea, deciden bajar los precios, escudándose en la competencia de otros países, como Holanda, y, sobre todo, diciendo que se ha producido una bajada del consumo de queso, algo que es falso, porque en Andalucía no se ha quedado leche sin recoger", añadió.

    Asimismo, recordó que hay empresas queseras que han desaparecido y "su ruta de recogida la han retomado estas grandes industrias". "La bajada de precios en origen no se ha traducido en una bajada de precios al consumidor, que sigue pagando lo mismo", sentenció.

    López señaló que actualmente los ganaderos se encuentran "indefensos" ante la industria, "que lleva a cabo pactos de precios y de rutas de recogida, mientras los profesionales agrarios no pueden hablar de precios mínimos ni llevar a cabo una negociación colectiva sin sufrir el acoso de la Comisión Nacional de Competencia (CNC)".

    Por su parte, el responsable del sector ovino y caprino de COAG-A, Antonio Rodríguez, añadió que los políticos "no están dando respuesta a la situación crítica que vive el sector". Así, explicó que la última reunión en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino se celebró en febrero y que, "desde entonces, no ha vuelto a haber un encuentro" y pidió "más implicación" de la Consejería de Agricultura y Pesca.

    En este sentido, pidió "profesionalaidad" a los políticos, "que no hacen nada mientras nos machacan y usan como mano de obra barata", y a la industria, "porque merecemos respeto y sentarnos en una mesa para abordar los problemas".

    Rodríguez precisó que esta movilización supone "el primer paso", ya que si no hay respuesta, "se está dispuesto a seguir adelante y llegar hasta donde haya que llegar". "Es muy difícil que un cabrero se movilice, porque somos muy esclavos de nuestras explotaciones. Pero en estos momentos no hay más remedio. La situación es insostenible", sentenció.

    Por último, COAG-Andalucía pidió "medidas urgentes" para evitar el "desmantelamiento" del sector caprino. Así, propuso el establecimiento de mecanismos de regulación de los mercados, que permitan establecer relaciones contractuales "justas y estables" entre las grandes industrias lácteas y los productores; reforzar el papel de las interprofesionales y promover la aprobación de contratos tipo en los que se puedan negociar los precios de la leche, con el objetivo de que se cubran los costes de producción. Además, apuntó a la necesidad de impulsar la transformación de la leche de cabra en Andalucía, "apoyando a las industrias queseras andaluzas y creando el marco normativo para la elaboración de queso en la propia explotación, como complemento de renta para los ganaderos y como medio de recuperar el patrimonio quesero andaluz".

    Andalucía es la principal productora de leche de cabra de España, con el 40 por ciento del censo nacional y el diez por ciento del de la Unión Europea. En la Comunidad existen cerca de 8.000 explotaciones, que generan alrededor de 16.000 puestos de trabajo. La producción de leche de cabra ronda los 250 millones de litros anuales, con un valor aproximado de 120 millones de euros.