23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 31 de agosto de 2009

    El Comité Ejecutivo de ASAJA se reúne hoy en Alcázar (Ciudad Real) para analizar la situación de los viticultores

    TOLEDO, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Comité Ejecutivo de ASAJA se reúne hoy en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) para realizar un minucioso análisis de la situación por la que atraviesa el sector vitivinícola, y tomar las medidas oportunas para garantizar la permanencia en el campo de los viticultores castellano-manchegos.

    ASAJA ha convocado un Comité Ejecutivo Especial para decidir las acciones que la organización agraria llevará a cabo ante el "rotundo despropósito" de la industria del vino por llegar a un acuerdo con el sector productor, situación que pone en riesgo a 80.000 familias de la región.

    A pesar del esfuerzo de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural por reunir a las partes implicadas para planificar la vendimia 2009, las industrias compradoras de uva y mosto pretenden ajustar los precios de la actual campaña por debajo de los de la anterior. Además, las industrias compradoras de alcohol destinado a uso de boca se niegan a respetar los acuerdos firmados la campaña anterior, lamentaron, alertaron en nota de prensa desde la organización agraria.

    Mientras los viticultores exigen, al menos, un precio que garantice los costes de producción para la uva y el vino, "la industria privada pretende obtener beneficios una vez más a costa de los viticultores de la región". "El hecho de que un contrato no pueda contemplar legalmente un precio, no significa que los costes de producción no tengan definidos unos precios", aseguró la organización.

    Según manifestó ASAJA, con las ayudas que recibe, la industria de la región ha mejorado notablemente sus estructuras para después, acrecentar su capital fuera de la región con el dinero de 80.000 familias.

    ASAJA destacó que con lo que hay que jugar es con el fin del abuso que sufren los productores de uva castellano-manchegos, y que la única manera de frenar "esta injusticia" es a través de una Ley de Márgenes Comerciales para que no se venda por debajo de los costes de producción.

    ASAJA de Castilla-La Mancha no está dispuesta a que esta vendimia se recuerde por un enfrentamiento entre las partes, sino como una campaña normal basada en el entendimiento entre la industria y los productores, y si esto no ocurriese, "el único culpable sería el sector industrial".