21 de mayo de 2019
8 de mayo de 2008

La Conferencia Episcopal de Cuba hace parada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en su visita por Europa

ALCÁZAR DE SAN JUAN (CIUDAD REAL), 8 May. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal de Cuba, de visita por Europa, hizo parada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ciudad natal del obispo de la Diócesis cubana de Cienfuegos, Domingo Oropesa. Tras regresar de Roma y mantener un encuentro con el Papa, los obispos del país caribeño conocieron distintos rincones de la ciudad manchega. Oropesa explicó a los medios que va entrando "poco a poco" en la Diócesis, "en la que me encuentro bien porque me he aplatanao". El obispo señaló que el cambio político en Cuba se ha ido anunciado, sin que se haya hecho un programa de cambios. No obstante, se abren posibilidades para que los habitantes de este país puedan tener teléfono móvil, ordenador o tener acceso a los hoteles. "Todo esto se irá consiguiendo poco a poco", indicó. Según Oropesa, su trabajo en Cuba no es más difícil que pudiera serlo en España u otros países. Su principal problema es la falta de sacerdotes y el elevado número de habitantes a atender por Diócesis. En el caso de Cienfuegos, hay 17 sacerdotes y el obispo para atender a una población de más de 500.000 habitantes. A nivel político "no se puede decir que haya problemas, las autoridades han dicho que se va a ir avanzado en libertades", apuntó Oropesa. El mensaje del Papa a la Conferencia Episcopal Cubana se resume en que los obispos atiendan a los sacerdotes, a los enfermos y a los presos, entre otros colectivos y que los sacerdotes tengan acceso a los medios de comunicación para avanzar en el proceso de evangelización. Respecto a la visita a Alcázar de San Juan, la tercera desde que Oropesa es obispo, sirvió para volver a plantearle al alcalde, José Fernando Sánchez Bódalo la petición de colaboración para el desarrollo de un programa de carácter social en relación con los enfermos de SIDA, las familias de los presos, los niños con Síndrome de Down, la promoción de jóvenes agricultores, así como otros muchos proyectos, fruto de las necesidades que tiene Cuba.

El alcalde confirmó el compromiso del Ayuntamiento de ayudar a Cuba y en concreto los proyectos que titule Domingo Oropesa con la confianza de que el alcazareño velará porque esa ayuda se aplique en los fines destinados, "es una manera de hacerlo bien y nosotros tenemos la confianza en Domingo", dijo el regidor.

La Conferencia Episcopal Cubana tenía previsto visitar hoy Alcázar, los molinos de Campo de Criptana (Ciudad Real), la Casa de Dulcinea en El Toboso (Toledo), así como la ciudad de Toledo, donde se reunirán con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda.