8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 19 de mayo de 2010

    CSI-F convoca hoy paros de protesta en todos los centros de trabajo de Castilla-La Mancha

    TOLEDO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato CSI-F convoca para este miércoles, 19 de mayo, paros sectoriales en todos los centros de trabajo de la provincia de Toledo y de Castilla La Mancha, que comenzarán a las 11.30 horas y se mantendrán por espacio de diez minutos, en lo que quiere ser una "demostración palpable del sentir de los empleados públicos, contrario a las medidas de reducir el sueldo a los trabajadores sin haber tomado antes otras medidas más urgentes y convenientes para reducir el déficit público".

    Según apunta el sindicato en un comunicado, el recorte de salarios propugnado por el Gobierno de España contra los empleados públicos "sería solidario si fuese acompañado de medidas estructurales y recorte real de gasto para generar el ajuste económico necesario capaz de reducir el desproporcionado déficit público al que nos ha llevado este gobierno".

    "CSI-F necesita responder a la preocupación de sus miles de afiliados y plantear medidas de protesta que sean capaces de transmitir a nuestro Ejecutivo la postura contraria que lo único que hace es cargar los errores de su política contra las clases más débiles, ya sean los pensionistas o los empelados públicos, sujetos a los vaivenes de un equipo económico sin soluciones reales a la crisis del sistema financiero", argumenta.

    Por todo ello, y aparte de las protestas nacidas de la unión sindical para mañana, hoy CSI-F convoca a los funcionarios y laborales de las administraciones públicas de Castilla-La Mancha a paros de diez minutos en todos los centros de trabajo, para trasladar a la opinión pública la "denuncia de un colectivo por sufrir la pérdida de derechos elementales y convertirse en víctima y objetivo de un gobierno a la deriva".

    "Los trabajadores, por tanto, deben salir a las puertas de sus centros de trabajo para decirle a Rodríguez Zapatero que recorte allí donde puede hacerse sin perjudicar a las clases medias, y que lo haga con la misma valentía y arrojo con que destruye las ilusiones de millones de familias, que de la noche a la mañana verán reducidos sus ingresos con todas las consecuencias negativas que ello supone", concluye.