29 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2020

Delegación emplaza a Junta a mejorar el "engranaje" de atención de víctimas de violencia de género

C-LM recibirá 5,52 millones de los PGE para que más ayuntamientos sumen agentes de la Policía Local en la lucha contra la violencia de género

TOLEDO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tanto el delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, como la responsable regional de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer en Castilla-La Mancha, Consuelo García, tras considerar que la colaboración con el Gobierno regional en esta materia es "mejorable", han abogado por trabajar en el "engranaje" para "incardinar" las acciones que ambas administraciones desarrollan en esta materia, a fin de que la atención sea óptima.

De este modo se han pronunciado Tierraseca y García, durante la rueda de prensa que han ofrecido en un receso de la reunión con los responsables de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer en cada provincia de la región, marco en que el que pese a admitir que la colaboración con el Gobierno castellanomanchego "funciona bien", han precisado que "siempre es mejorable".

"La colaboración con el Gobierno de Castilla-La Mancha en materia de violencia de género y de Igualdad es esencial. Nos complementamos perfectamente, pero los recursos de prevención y protección que ofrecemos nosotros y los asistenciales que presta la Junta de Comunidades tienen que estar perfectamente engranados para que las víctimas vean la luz al final del túnel", ha insistido la responsable regional de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer.

INCREMENTAR LA PROTECCIÓN

Por su parte, Tierraseca, luego de precisar que la reunión de trabajo de este jueves pretende concretar líneas "claras e inmediatas de actuación con este colectivo de cara a los próximo meses en los que se reeditará el estado de alarma ha querido "intensificar los mensajes dirigidos tanto a las víctimas de violencia de género, como a los agresores".

"A pesar de estar en un periodo de estado de alarma y de que haya limitación de movilidad, la Delegación del Gobierno no va relajar las medidas de protección ni los servicios de alarma, atención y prevención que presta a las víctimas de violencia de género", ha insistido el delegado del Gobierno, que ha añadido que, en estos momentos, en Castilla-La Mancha hay un total de 3.608 mujeres con protección en diferente nivel de riesgo.

"Durante la reunión hemos podido constatar que en el primer estado de alarma, entre el 14 y el 21 junio se ha registrado una reducción del número de denuncias por violencia de género, pero se ha incrementado el número de consultas que se han realizado a la línea 016", ha señalado Tierresaca, que ha reparado en la necesidad de incrementar la protección a este colectivo de cara al segundo estado de alarma, pues en periodo de confinamiento "pasan más tiempo del habitual con los agresores", lo que provoca "un aumento del miedo a denunciar a su agresor y de la incertidumbre sobre su futuro".

En este punto, y tras insistir en la necesidad de incrementar la colaboración con el resto de administraciones en esta materia, el delegado del Gobierno ha destacado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, presentados esta semana, contempla una partida de 5,52 millones de euros para sumar a más ayuntamientos de la región dispuestos a incorporar a agentes de la Policía Local de sus municipios en la lucha contra la violencia de género.

Aunque no ha detallado en qué porcentaje aumenta esta partida con respecto a los presupuestos vigentes, Tierraseca tan solo ha indicado que esta partida se incardina en los fondos que reciben los consistorios en virtud del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y que, posiblemente, se podrán traducir en sumar más efectivos de las policías locales en la protección de este tipo de víctimas.

MAYOR PELIGRO EN CONFINAMIENTO

En la línea de lo expresado por el delegado del Gobierno, la responsable regional de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer en Castilla-La Mancha ha aludido a la responsabilidad de las administraciones a la hora de apoyar y respaldar a las víctimas de violencia de género, cuya situación de peligro se ha incrementado a causa de los confinamientos provocados por la pandemia del coronavirus.

"El que se hayan interpuesto menos denuncias no quiere decir que las agresiones hayan descendido. Las denuncias solo son la punta del iceberg", ha añadido García, que ha finalizado señalando que pese a que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tengan que reforzar su trabajo a causa del nuevo estado de alarma o el toque de queda, esto "no quiere decir que las víctimas de violencia de género vayan a quedar desatendidas".

"La unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional y los equipos Mujer-Menor (Emume) de la Guardia Civil siguen trabajando a pleno rendimiento. Tanto las víctimas como los agresores tienen que tener claro que en el estado de alarma se va a redoblar la protección de la que serán objeto", ha concluido.

Para leer más