20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 15 de junio de 2014

    Labrador admite que la Constitución está abierta a reformas

    Labrador admite que la Constitución está abierta a reformas
    EUROPA PRESS

    TOLEDO, 15 Jun. (EUROPA PRESSS) -    

       El delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ha admitido que la Constitución española "está abierta a reformas" pues se ha modificado en dos ocasiones, pero los cambios "sólo deben hacerse con un examen serio y riguroso, y siempre que gocen al menos del mismo respaldo que tuviera la Constitución originariamente y siempre respetando los mecanismos establecidos" en la Carta Magna.

       Mediante un artículo de opinión enviado a los medios de comunicación, Labrador ha señalado que para garantizar estos mecanismos nuestra Carta Magna en sus principios esenciales "prevé unos mecanismos moderados, prudentes y sosegados para transformarla".

       Ha criticado a quienes pretenden "cambiar la Constitución española, sin respetar esas reglas, al margen de los demás, sin contar con todos los españoles", y ha considerado que su posición se debe a que "equivocadamente se creen con derecho para cambiar lo que quieran y como quieran, prescindiendo de la legitimidad común, demostrando la falta de respeto a la palabra dada o al compromiso adquirido".

       "Hoy, algunos ponen en duda esta figura y lo hacen buscando en los viejos modelos de formas políticas actualmente muy superadas, acusando a la institución de ir al margen de la sociedad, de no tener una legitimidad democrática".

       Algunos incluso, asegura Labrador, "alaban la figura y la actuación de Don Juan Carlos I, pero luego defienden que ya es hora de que vuelva la República: son aquellos que se declaran 'Juancarlistas republicanos'".

       Opina Labrador que "quizás olvidan que la Monarquía Parlamentaria tiene su origen y su legitimidad en el referéndum del 6 de diciembre de 1978, el mismo referéndum que consagró la separación de poderes, el estado de las autonomías, los partidos políticos, los sindicatos de trabajadores y las dos asociaciones empresariales y el mismo que establece cuáles son las normas para cambiar las reglas del juego o, si se prefiere, nuestro sistema constitucional".

    DEFENSA DE LA FIGURA DEL REY

       A su juicio, las funciones de la Monarquía empezaron "cuando impulsó la recuperación de la soberanía popular en unos momentos de incertidumbre con la ayuda de la mayoría, por no decir de todo el pueblo español".

       Destaca que la legitimidad del Rey, de la Monarquía parlamentaria, también vino dada "cuando defendió que la soberanía volviera al pueblo español; que fuera auténtica soberanía popular, igual que se legitimó cuando impidió que un golpe de Estado acabara con los sueños de muchos, incluso de muchos que todavía no habían nacido".

       "La Monarquía, con su neutralidad, garantiza la soberanía popular y a las mayorías de cada momento y sanciona formalmente las decisiones tomadas en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y modera y arbitra con autoritas y sin potestad el funcionamiento normal de instituciones; en definitiva otorga estabilidad al Estado", ha defendido.

       Estas, a su parecer, son las funciones del futuro Rey Felipe VI, "que solo puede hacer desde el servicio a España y a los españoles", por lo que ha trasladado un "Viva el Rey" en relación a su figura.