23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 30 de noviembre de 2009

    Diecinueve Premios Nobel y tres ex presidentes de gobierno reciben hoy guitarras artesanales de Manuel Rodríguez

    TOLEDO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La consejera de Cultura, Turismo y Artesanía, Soledad Herrero, presidirá hoy lunes, 30 de noviembre, un acto en el que se entregarán guitarras españolas artesanales a 19 ganadores del Premio Nobel --6 de economía, 4 de biomedicina y 9 de ciencias básicas--, junto con otras importantes personalidades como los ex presidentes Michel Rocard, Rosalia Arteaga o John Bruton.

    El acto se celebrará en la Planta de Artesanía de Guitarras Manuel Rodriguez e Hijos en Esquivias (Toledo), a partir de las 12.00 horas, una empresa creada en 1905, cuyas guitarras han sido utilizadas por maestros como Andrés Segovia, Eric Clapton, Paco de Lucía, David Russell o Narciso Yepes, informó la empresa en un comunicado.

    Entre los Premios Nobel que asistirán al acto destacan Sidney Altman, Química, Werner Arber, Medicina; Robert Aumann, Economía; Gary Becker, Economía; Aaron Ciechanover, Química, Johann Deisenhofer, Química, Robert Fogel, Economía; Jerome Friedman, Física; Finn Kydland, Economía; Sheldon Lee Glashow, Física; David Gross, Física; Avram Hershko, Química; Robert Huber, Química; Hartmut Michel, Química; Erwin Neher, Medicina, Edward Prescott, Economía; Edmund Phelps, Economía; y Hamilton Smith de Medicina.

    Todos ellos participan en el V Campus de Excelencia que, desde ese mismo día y hasta el jueves día 3 de diciembre, reunirá en Madrid a expertos de mundo académico, social, político y empresarial, y que ha sido calificado como el "Davos del Conocimiento". Tras el encuentro en la fábrica de guitarras visitarán la ciudad de Toledo.

    Las guitarras que llevan la firma de Manuel Rodríguez están hechas a mano en su totalidad, fabricadas con maderas de tipo palosanto de Madagascar macizo, ébano, cedro de Honduras, marquetería de madera o mosaicos de flores de colores. Maderas todas ellas de 20 años de antigüedad y secado natural.

    Son líderes en el mercado de Estados Unidos, ya que exportan el 95 por ciento de su producción y sus guitarras de concierto para clásico y flamenco son muy apreciadas también en Japón, Nueva Zelanda, y la UE.

    Además de la planta de artesanía, cuentan en sus instalaciones en Esquivias (Toledo) con 7.000 metros cuadrados destinados a la producción en serie de instrumentos que van desde los 300 euros a los 10.000 euros, sin renunciar en absoluto a sus raíces artesanales.

    Muchas de las guitarras que salen de su fábrica están hechas 'a medida' y buscando unas características de sonido específicas: 6.000 piezas de maderas nobles procedentes de Brasil, Camerún, Honduras o India, ensambladas, bruñidas, barnizadas y con las cuerdas colocadas, tras 1.600 horas de trabajo.