15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 15 de mayo de 2009

    Diez familias de militares de Ciudad Real trasladan a Barreda sus necesidades para las nuevas viviendas que recibirán

    CIUDAD REAL, 15 May. (EUROPA PRESS) -

    Los representantes de diez familias militares de Ciudad Real que van a poder tener una nueva vivienda gracias al convenio que firmó el presidente del Ejecutivo regional, José María Barreda, en Madrid el pasado 23 de julio con la ministra de Defensa, Carmen Chacón, trasladaron al presidente sus necesidades para las nuevas viviendas.

    Con motivo de una reunión entre los representantes de las familias y el presidente del Ejecutivo regional en Ciudad Real, los militares agradecieron hoy a Barreda el "trato exquisito" que en todo momento les ha dispensado el Gobierno regional, según informó la Junta en nota de prensa.

    Tras el encuentro, en nombre de estas diez familias, habló el coronel Martín Mimoso que reitero el buen hacer de las administraciones en este proyecto, señalando que "cualquier pega se ha sabido solventar con eficacia, con una gran humanidad y con resultados positivos. Esperemos llegar así hasta el resultado final, que es la entrega de llaves y vivir allí", agregó.

    Por su parte, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, que también participó en la reunión, trasladó a los medios de comunicación el "gran clima de entendimiento" que ha habido y anunció que estas familias podrán tener su nueva vivienda en julio del año que viene.

    ACTUACIÓN

    En la primera fase de este proyecto se construirán en total 41 viviendas en la parcela de la calle Altagracia, de las cuales diez serán para realojar a los militares. En la planta baja de éstas se situará la nueva Subdelegación de Defensa.

    Una vez terminen las obras de esta primera fase, se construirán 153 viviendas protegidas más en el antiguo Acuartelamiento de la Misericordia.

    En total, estas dos parcelas servirán para la construcción de 194 viviendas protegidas en el centro urbano de Ciudad Real, que servirán para atender las necesidades de los inscritos en el Registro de Demandantes, y además contribuirá a la reordenación urbana de la zona de la Puerta de Toledo.

    La construcción de estas viviendas forma parte de las iniciativas impulsadas por el Gobierno regional para garantizar el acceso a la vivienda, que se refleja en el Pacto por la Vivienda de Castilla-La Mancha que incluye una batería de medidas para lograr que se haga efectivo el derecho constitucional a una vivienda digna.